Connect with us

Hi, what are you looking for?

Huerta

¿Cuáles son los errores recurrentes al momento de sembrar?

La siembra es una práctica compleja, tomársela a la ligera conduce a cometer equivocaciones garrafales que harán perder tiempo y dinero; con la idea de ayudar a los que carecen de experiencia o pretenden iniciarse en la actividad, se presentan algunas de las más recurrentes.

Errores comunes de la siembra que deben evitarse

Aunque algunos de las equivocaciones sonarán obvias y evidentes, los que se inician en la práctica de sembrar no lo verán de esta manera:

Primer error: descuidar la iluminación

La luz natural no siempre es suficiente, sobre todo, cuando se siembra en interior; entre diciembre y febrero, resulta crucial compensar la deficiencia con luz artificial sin caer en los excesos. Para ello, conviene el uso de un programador establecer el horario de encendido/apagado.

Segundo error: sustrato inadecuado

Además de contener numerosos hongos y bacterias, la tierra se compacta mucho, lo que si bien es perfecto para las plantas crecidas, puede ser letal en el caso de los semilleros. La propia composición de las semillas, no requiere más que un sustrato bajo en nutrientes, por lo que no habrá que aplicar fertilizantes hasta la presencia de las primeras hojas verdaderas.

Tercer error: exceso de humedad

Todo semillero requiere de un sustrato húmedo, ligero y poroso que actúe como una especia de esponja, evitando que las raíces mueran asfixiadas o a consecuencia de enfermedades que producen baterías u hogos, ya que lo mantienen airado y previenen que se encharque.

Cuarto error: recipientes pequeños o conjuntos

El problema con los recipientes de reducido tamaño, o grandes en los que compartir varias semillas, radica en el grado de dificultad que le agrega al trabajo. Siendo pequeños, se minimiza su resistencia ante los embates del clima, sin apartar la facilidad que tienen para secarse, escenarios que conllevan a la muerte prematura de la planta.

Lo recomendable, es emplear semilleros individuales que ronden los 8 cm de diámetro, este tamaño bastará para que las raíces se desarrollen pues retienen el agua suficiente y mantendrán estables la temperatura.

Quinto error: deficiencia en el riego

A diferencia de las plantas ya establecidas, los semilleros requieren riego continuo, recordando evitar excesos que acarrean los problemas antes descritos; un buen truco es escoger recipientes que compartan tamaño, de esta forma la periodicidad será igual para todos; asimismo disponerlos en un sitio transitado que dificulte olvidar regarlos.

Sexto error: exagerar con la profundidad

Otra diferencia entre las plantas y las semillas, es que estas últimas no requieren ser plantadas a demasiada profundada, lo que se entiende considerando el recorrido que deben seguir para llegar a la superficie. Por media, la profundidad adecuada oscila entre 2 a 3 veces el tamaño de la semilla, lo que implica que mientras más pequeña sea, más cerca de la superficie deberá estar.

Consejos adicionales:

  • Utilizar siempre semilleros del mismo tamaño, de preferencia biodegradables.
  • Mantener la temperatura y humedad estables.
  • Escoger semillas de acuerdo a la época.
  • Fertilizar solo unos días antes del trasplante o cuando salgan las primeras hojas.

Te puede interesar

Jardín

Tener  tu propio jardín puede resultar una experiencia creativa y única; no tiene por qué ser un trozo de tierra con unas cuantas flores...

Huerta

La albahaca es una de esas hierbas ideales que no pueden faltar en nuestro huerto o jardín, te puedo dar infinidad de  motivos y...

Jardín

En ocasiones sucede que fuera de nuestra propiedad tenemos canteros o aceras a las que no prestamos demasiada atención en lo relacionado a su...

Jardín

¿Alguna vez te has preguntado cuál es el beneficio de tener gusanos en el jardín? Son muy importantes y por eso hoy te contamos...

Copyright © 2020 Dejardineria.com. Todos los derechos reservados.