Archivo de la etiqueta: plantas aromáticas

Lavanda…Belleza y Aroma

"Lavanda...Belleza y Aroma"

La lavanda tal como otras especies es muy valorada y utilizada como ingrediente fundamental de infinidad de productos cosméticos como cremas, lociones, champús y también en todo lo relacionado con las fragancias, ya sean perfumes, aceites esenciales para quemar o hacer masajes en los cuales aporta sus propiedades calmantes y  relajantes , también hay varios  otros  usos derivados de ésta planta.

"Lavanda...Belleza y Aroma"

Por otra parte se la aprecia mucho por su hermosa flor violeta y profundo aroma que desprende, pudiendo ser cultivada en grandes superficies así como en pequeñas macetas.

"Lavanda...Belleza y Aroma"

Procede del mediterráneo, pertenece a la familia de las lamiáceas y  hay 40 variedades.

Su reproducción es por medio de esquejes y sus flores comienzan a verse desde comienzos de la primavera hasta finales de verano, son de color violeta y sus hojas son de un gris muy característico que oscila entre plata y gris oscuro.

Si te decides a cultivarla, para propiciar su buen desarrollo lo ideal es que donde la plantes tenga espacio para expandirse, además de que las condiciones del terreno cuenten con buen drenaje. Le encanta estar expuesta al sol durante varias horas al día.

Pódala dos veces al año, fuera de la época de heladas, lo mejor es cortar sus hojas al inicio de la primavera y otra vez cuando se sequen las flores, momento en que cortarás los tallos.

No la riegues demasiado, con dos veces a la semana es suficiente. Es ideal para tenerla cerca de otras plantas que atraigan plagas, ya que ahuyenta a varias de ellas de forma natural.

Imagen: plantasyjardines.es, papelesanimados.blogspot.com, decoracionyjardines.com

Publicado por Veronik

Soy escritora, correctora y editora de contenido para webs y blogs, con años de experiencia en el mercado de contenidos únicos y redacción web.

Propiedades del eneldo

Características del eneldo


Si todavía no conoces las propiedades del eneldo, te invitamos a descubrir esta valiosa planta aromática: seguramente no dudarás en sumarla a tu huerto. El eneldo (Anethum graveolens) pertenece a la familia de las apiáceas y es reconocido por ayudar a combatir las flatulencias, estimular las secreciones digestivas y atenuar los dolores del a menstruación.


El eneldo es una planta herbácea anual que suele medir entre 25 y 50 centímetros. Dispone de un tallo verde y hueco, mientras que sus hojas de color verde oscuro son muy finas.


Para cultivar eneldo, debes tener en cuenta que esta hierba tiene problemas para resistir los climas fríos. En cambio, crece sin problemas en zonas templadas-cálidas, que no sean secas pero tampoco excesivamente lluviosas.


Lo mejor es elegir un lugar soleado y garantizar el drenaje del suelo ya que la planta requiere de humedad pero no el encharcado. La siembra debe concretarse en primavera y tendremos que esperar entre dos y tres semanas para la germinación.


Eneldo en la gastronomía


Con un riego regular, el eneldo crecerá rápido, siempre que logremos protegerle de plagas y enfermedades. Una buena opción de apelar a los fungicidas, ya sean orgánicos o inorgánicos, para prevenir los ataques de posibles patógenos.


Para disfrutar de las propiedades del eneldo, puedes probar recetas como la sopa de eneldo (con patatas, champiñones y carne de ternera) o las patatas con eneldo (combinadas con cebolla y nata agria), aromatizar tus conservas o elaborar distintas salsas. Cabe destacar que el eneldo también se utiliza en el ámbito medicinal como infusión para diversos tratamientos.


Vía | floresyjardin.es

Cultivo de la salvia

Cultivar salvia


Nuestro huerto hogareño debe contar con la mayor variedad posible de hierbas para que podamos condimentar nuestras comidas de distintas formas. El cultivo de la salvia es una opción interesante ya que esta planta aromática tiene varios usos gastronómicos y hasta medicinales.


Aunque existen numerosas especies de salvia, las más utilizadas y cultivadas son la Salvia officinalis (una planta de hojas ovales y oblongas, con una nervadura marcada y flores en racimos, que puede alcanzar los 70 centímetros de altura) y la Salvia lavandulifolia (de menor estatura –entre 30 y 50 centímetros– y hojas pecioladas, lanceoladas o elípticas).


Lo ideal es plantar la salvia en primavera a través de semillas. Si se opta por los esquejes, mejor elegir el otoño. La salvia prefiere los terrenos permeables con buena luz solar y un riego frecuente, aunque no abundante. Si todo marcha como corresponde, las plantas florecerán en la temporada de verano.


La salvia requiere de climas templados a cálidos. En caso que decidamos plantar en maceta, lo mejor es trasladarla a espacios de temperatura amena durante el invierno, ya que las heladas pueden dañarla.


Maceta con salvia


A la salvia se le reconocen propiedades antisépticas, diuréticas, estimulantes, antisudoríficas y antiespasmódicas. Por eso se recomienda su utilización como desinfectante bucal, para el tratamiento de llagas o como remedio para dolencias del aparato digestivo y respiratorio.


El cultivo de la salvia también nos ayudará a condimentar carne de cerdo o cordero, a elaborar salsas para los fideos y a favorecer la digestibilidad de las legumbres (al agregar algunas hojas de salvia al agua de cocción).


Vía | floresyjardin.es