Archivo de la etiqueta: Paisajismo

Ideas sobre paisajismo con un muro de piedra


Los muros de piedra tienen una función primordial en cuanto a la división de propiedades. Sin embargo, en el mundo de la jardinería se le puede añadir una utilidad más relacionada a la cuestión ornamental. Las paredes de piedra se pueden construir con diferentes formas y en diversos tamaños.


Una de las ideas más interesantes de utilizar un muro de piedra en el patio es colocar un jardín de hierbas para que la pared quede como un telón de fondo. Plantas como el romero pueden ubicarse en la parte de atrás y algunas otras como las cebolletas y el orégano pueden ir en la zona delantera. Se puede elegir un color para pintar la pared, de modo que haga un buen contraste con el jardín de hierbas que tiene por delante.


Otro diseño creativo y atractivo es la ubicación de diferentes contenedores llenos de plantas con flores coloridas a lo largo de una pared de piedra. La ventaja que tienen las macetas es que son ligeras y se las puede mover alrededor del muro y cambiar el paisaje cuantas veces lo deseemos. Tanto los contenedores como el muro se pueden pintar de diferentes tonos que hagan un contraste interesante y creen un diseño atractivo.


Tener un muro de piedras al final de un camino de lajas, puede ser una idea muy interesante. Incluso el camino puede ir haciéndose cada vez más ancho hasta llegar a la pared y transformarse en un gran círculo donde se pueden colocar algunos muebles de jardín y crear un lindo ambiente al aire libre con un muro de fondo.


Vía | jardinerias.org

Árboles ornamentales para jardín

Son muchos los árboles ornamentales para jardín pero todos no son aptos para todas las situaciones que se puedan dar en él. Dimensiones del jardín, climatología reinante, ubicación concreta, etc. marcan notablemente la elección de la especie e incluso su variedad.

Otro aspecto a destacar es que se designan árboles ornamentales para jardín también a ciertos frutales, que además de ofrecer sus frutos, con su porte dan un toque ornamental mucho más que otros que no lo son.

Un árbol necesita su espacio y aunque con podas podemos dominar sus dimensiones, en ocasiones es preferible optar por otra especie que con su desarrollo natural nos evitan problemas gratuitos.

También, el tiempo siempre juega a favor del árbol y en contra del propietario del jardín. Cada año, el árbol está mejor… más arraigado… más grandioso… con más valor para futuras generaciones. Y cada año, ante una mala elección que nos obligue a arrancarlo, más dinero cuesta y nos molesta el hacerlo ya que lo tenemos que hacer cuando mejor está.

Los hay de diferentes tamaños, de hoja caduca o perenne, de diferentes colores de hoja, de diferentes portes (columnares, globosos, piramidales, llorones…), en definitiva un amplio surtido para no dar escusas en disfrutar con ellos.

Los hay para disfrutarlos de forma aislada, en grupo, en alineación e incluso formando setos. Los árboles ornamentales para jardín son todo un mundo. Pero no sólo en su parte aérea sino también en su parte radicular ya que sus raíces pueden llegar a ocasionar daños en las estructuras de pasillos, piscinas o la propia vivienda si no disponen del espacio necesario.

En este sentido, también debemos tener en cuenta la profundidad útil real de sustrato. ¿Cuántas veces se hacen inversiones en la compra de determinadas especies de árboles y tras varios años se mueren o no se adaptan por no tener la cantidad de tierra necesaria?

Un árbol es un ser vivo y como tal interfiere directamente en nuestras vidas. Son grandes “aparatos de aire acondicionado” que nos mejora la calidad del ambiente, aportando tanto humedad ambiental como recogiendo partículas de polución en suspensión en el aire y por supuesto refrescando con su sombra y aportando el oxígeno tan vital para la vida.

Vía: floresyplantas.net

Rosales paisajísticos arbustivos

Los rosales paisajísticos arbustivos engloban a un importante grupo de especies y variedades con características de comportamiento vegetativo muy similares, haciéndolas muy apropiadas para su uso en jardinería, sobre todo en la de carácter público.

Rosales paisajísticos arbustivos

Son rosales cultivados en viveros especializados y la mayoría de las variedades están protegidas por royalties. Estas se comercializan tanto a raíz desnuda como en maceta o en contenedor. En el primer caso se pueden comprar y plantar durante los meses de reposo vegetativo invernal, mientras que en el segundo caso, tienen la ventaja de que se pueden plantar durante cualquier época del año.

Los rosales paisajísticos arbustivos se caracterizan por su elevada rusticidad, adaptándose a casi todos los tipos de suelos, suelen tener una elevada resistencia a plagas y enfermedades, poseen una floración continua en España desde mediados de primavera hasta finales de otoño… y una de sus ventajas más importantes de cara a la jardinería pública es que permiten ser podados mecánicamente y con ello tener un bajo coste de mantenimiento.

La poda de los rosales paisajísticos arbustivos se realiza a media altura durante los meses de reposo vegetativo. Estos rosales poseen la ventaja de tener un valor ornamental tanto durante su floración como en la época otoñal, gracias a sus grandes cantidades de frutos de color naranja intenso.

Su marco de plantación depende en gran medida de la variedad, variando entre 2 a 4 plantas por metro cuadrado. Son ideales para crear setos… e incluso medianeras, o grandes grupos de un sólo color sobre fondos libres o arbustivos, permitiendo conseguir atractivos ‘golpes de color’. Su altura vegetativa oscila entre los 50 a 150 centímetros según variedades y tipo de poda.

Sus cuidados fitosanitarios son, pese a su rusticidad, los normales de los rosales. Plagas como las orugas, pulgones, araña roja… y royas, oidium y mildiu en enfermedades son las más frecuentes. Pero al igual que las podas se pueden mecanizar y tratamientos periódicos preventivos estudiados según las épocas propicias para cada problema permiten su control.

Vía: floresyplantas.net