Archivo de la etiqueta: mantenimiento

Mantenimiento de jardines


Deja preparado un método de autorriego, desde la bote-lia invertida con el tapón agujereado hasta los sistemas que se comercializan en la actualidad, prácticos, eficaces y baratos. En verano no soportan más de tres días sin agua. Agrupa las plantas para que se beneficien mutuamente de la traspiración. Es importante en verano, cuando las temperaturas son muy elevadas, pero también en invierno, por la sequedad que provoca la calefacción.
Si sólo vas a estar fuera de casa un máximo de cuatro días y el tiempo no es muy caluroso, será suficiente con que des un buen riego a tus macetas justo antes de salir; eso sí, dejándolas bien escurridas.
Antes de marcharte retira las plantas del sol y colócalas en un sitio lo más fresco posible. Así necesitarán menos agua. Evita la evaporación y cubre el sustrato con granulos de arcilla expandida, riégalos y la planta se mantendrá regada varios días.


Vía | casa-jardin.net

Mantenimiento del agua de la piscina

mantenimiento del agua de la piscina


Mantenimiento del agua de  la piscina; un trabajo que tiene varias implicancias pero que es muy importante sostener pues no sólo se gana en estética sino particularmente en salud. En ese sentido un valioso auxiliar, tan antiguo como eficiente es el cloro; te invito a aprender un poco más acerca de él y de cómo utilizarlo.


De su correcto uso, depende que consigas una piscina de agua limpia, transparente y, por sobre todas las cosas, libre de hongos y bacterias, realmente al nivel de tu jardín. El cloro es un efectivo desinfectante de uso general, y en particular el uso de ácido hipocloroso en piscinas garantiza la total higiene del agua, lo cual evita la proliferación de todo tipo de microorganismos, y por consiguiente la transmisión de enfermedades.


El punto clave es lograr la correcta proporción de cloro y ello sólo puede calcularse en base a las dimensiones de la piscina y al volumen de agua que contiene. Se recomiendo un rango entre 1 y 1,5 partes por millón (p.p.m.). ¿Cómo saber si la piscina tiene el cloro suficiente que garantice una perfecta higiene del agua? Sólo de una forma: controlando su nivel todas las semanas.


A ese control, suma el hecho de medir semanalmente el nivel de pH del agua: debe estar entre 7,2 y 7,6; si el ph no se encuentra dentro de este rango habrá que estabilizarlo previamente a la utilización del cloro.Ten en cuenta, por último, que el exceso de cloro es bastante perjudicial ya que es una sustancia altamente irritante, principalmente para los niños, de allí la necesidad de llevar un estricto control de su proporción.


Vía | jardineria.pro

Cuidados de plantas en vacaciones: Mantenimiento

Durante las vacaciones las plantas de interior pueden sufrir mucho nuestra ausencia, por lo que tener en cuenta estos consejos para el cuidado de plantas de interior durante nuestra ausencia puede mantenerlas en las mismas condiciones y evitar marchitarse. Ya habíamos hablado sobre consejos del riego, y hoy hablaremos sobre el mantenimiento.


Mudanza-con-plantas



El abono es fundamental para las plantas de interior dado que no tienen tanta energía solar, por lo que si las vamos a dejarlas solas, es conveniente abonarlas antes de salir con abono de liberación lenta o compost, que perdurarán en la tierra hasta luego de haber regresado.


Si tenemos plantas de exterior en macetas, es prudente agruparlas bajo un árbol, un alero, techo pequeño o bien una media sombra, ya que de esta forma tendrán la luz que necesitan y se encuentran protegidas del sol muy fuerte, de las tormentas y el viento.


Si las plantas tienen secciones marchitas, hojas, flores o tallos lo ideal es cortarlos antes de partir, para que de esta forma consuman menos cantidad de agua y nutrientes, a la vez que estimulamos su crecimiento natural.



Vía | esjardineria.com

Cuidados del césped del jardín

Cuidados del césped del jardín. Si hay algo que amamos en la época de primavera y verano, es contar con un césped limpio, saludable y vigoroso. Partiendo de la base de que el césped “se toma su tiempo” para recuperarse, es importante comenzar los trabajos desde ya:  en pleno mes de Abril hay mucho que hacer..

Te resumo las pautas principales que deberías seguir para mejorar el el césped en mal estado:

Haz una inspección ocular y responde a la pregunta  ¿cómo quedó el cesped luego del invierno? Queremos detectar manchas, zonas deprimidas, césped enfermo o muerto etc. Es posible que en algunas zonas se requiera una resiembra de césped.  Toma algunasfotosy en base a ellas cumple el segundo paso.
Visita una tienda de tu confianza, asesórate con un experto compartiendo tus fotografías; compra los productos necesarios (fertilizantes,fungicidas, etc) lee con cuidado las etiquetas y elabora un plan de aplicación

Antes que ningún otro paso, haz un buen corte y una buena limpieza; queremos retirar restos muertos, residuos de floraciones secas, insectos etc. De este modo cualquier producto que apliques penetrará mejor.

Cuidado con la fertilización; las dos cuestiones más difíciles son:

* ¿Cuándo fertilizar? Al principio de primavera (¡estás justo a tiempo!) y por lo menos un mes antes de la época de mayor floración. Puedes volver a hacerlo antes de la entrada del otoño.

* ¿Cuánto? Lo habitual son cuatro aplicaciones por cada estación; pero todo depende del fertilizante elegido y de la estación en sí misma. Asesórate leyendo instrucciones con sumo cuidado.

Vía | jardineria.pro

Mantenimiento de plantas suculentas

cuidado-de-plantas-suculentas Las suculentas, son una especie de planta que se caracteriza por la capacidad de almacenar agua en su tallo, su raíz y sus hojas, los cuales se han ensanchado y logrado mantener una cantidad de agua mayor que lo habitual. De esta manera, alcanzan a sobrevivir en entornos desfavorables para la mayoría de las plantas, como entornos secos o áridos. El ejemplo principal de la especie de planta suculenta es el cactus.

Uno de los requerimientos principales de esta especie, es la luz continua, por lo que deben estar en ambientes bien iluminados. De hecho, alguna de las tantas especies de suculentas deben estar siempre bajo la luz del sol. Una planta suculenta con baja luminosidad, va a tener un crecimiento lento, deformidades, debilidad y falta de color. Se recomienda la rotación de las macetas para que reciba una luz pareja.

Características de las plantas suculentas

Esta especie de planta consta con un buen crecimiento en invernáculos directamente bajo el sol y alejados de los roces del viento. Por otro lado, se aconseja regar a las suculentas con agua de lluvia, además de mantenerlas fuera de ambientes de larga humedad.

El riego debe ser duplicado, manteniendo siempre el agua en la planta. Con un cuidado atento se puede precisar cuando llegan los momentos de mayor necesidad de agua por parte de la planta. Se aconseja en riego mayor en el verano, descendiendo con cuidado en el invierno.

Tipo de suelo para las suculentas

Es busca de que no se generen charcos, el suelo propicio para las suculentas es el poroso y permeable. Su drenaje debe ser bueno. Con pedazos de maceta, carbón vegetal y pequeñas piedras se puede elaborar un buen drenaje.

Por otro lado, en el caso de que las suculentas no sean cactáceas, se recomienda una base para la planta con tierra negra, resaca, harina de hueso, humus de lombriz y arena gruesa.

Vía | misjardines.net

Los Setos, plantación y mantenimiento

plantacion-y-mantenimiento-de-setos En lugar de un muro o una valla se puede recurrir a un seto de siempre verdes o de arbustos caducifolios, exceptuando los casos en que se necesite un elemento de contención del terreno. Los setos siempre verdes tienen la ventaja de ser un elemento vivo del jardín, pueden dar flores perfumadas o atraer a pájaros y otros animales silvestres. La forsitia y los rosales arbustivos son excelentes para un seto informal; las llamadas rosas "Sharon" se dan muy bien en climas secos, y un seto de tipo tapiz, en el que se combinen zumaques, Salviastrum texanum y algunas variedades de armuelle, será lo adecuado en un clima caluroso y seco. A la vez, para un seto se puede elegir entre una gran variedad de colores, que van desde el verde oscuro hasta el verde grisáceo y las especies con líneas o manchas de tonos contrastantes. Asimismo, es posible combinar en una misma línea distintas especies. En general, los setos vivos son más baratos que los muros o las vallas, y resulta más fácil modificarlos cuando se quiere hacer algún cambio.

Sin embargo, un seto que se usa como fondo necesita cierta atención especial, porque es un elemento vivo. Primero, puede tardar varias estaciones para alcanzar su madurez. En las regiones cuyos inviernos son duros, también requerirá una protección para evitar la acumulación de nieve. Cuando el espacio o el suministro de agua son limitados, las plantas de un seto vigoroso pueden competir con las de los arriates que se hayan creado al pie de él, lo que lo hará poco válido para este fin.

Algunas de las siempre verdes que son más densas, y por consiguiente muy aptas para formar setos, son el boj, Cotoneaster, laurel cerezo, evónimo (bonetero), Osmanthus y pitosporos. Algunas coníferas – ciprés "Lawson", tejo, pinabeto, tuya y cedro rojo occidental- también son adecuadas. Entre las plantas de hoja caduca que forman buenos setos, se incluyen agracejo, cambrón, membrillo de flor y rosales arbustivos, sobre todo Rosa rugosa y R. gallica.

Los setos se prestan a distintas formas de expresión en un jardín. Los de textura fina son especiales para la poda ornamental, un rasgo ideal para los jardines formales. Los arbustos de flor y caducifolios son los más adecuados para un diseño informal. Sea cual sea la variedad elegida, habrá que poner atención en que, en el momento de la madurez, sus dimensiones sean acordes con las del arriate al que el seto en cuestión sirva de fondo.

El momento de la poda

El momento y la técnica de la poda de los arbustos varían de acuerdo con el tipo de planta y el objetivo que se persiga. Los arbustos caducifolios se pueden podar en cualquier período de la estación de crecimiento. Pero las siempre verdes jóvenes que dan flor necesitan una atención especial, como se muestra a continuación. Los arbustos nuevos requieren una poda ligera desde el principio; los que dan flor pueden beneficiarse de una poda más severa, que estimulará la floración. Para evitar los huecos antiestéticos en las siempre verdes no hay que hacer podas severas en todas a la vez.

  • Arbustos jóvenes: Las plantas que han nacido en una maceta sólo necesitan una poda minima en el momento de trasplantarlas a la tierra. En general, se recorta la mitad de lo que hayan crecido al cabo de la primera estación. Se continuará cortando, a mediados del verano, la mitad de lo que crezca la planta cada año, hasta que el arbusto haya alcanzado la dimensión deseada; desde ese momento, se recortará durante la estación de crecimiento sólo para mantener la forma.
  • Arbustos de flor: Además de la poda anual, los arbustos como la forsitia, que produce muchas ramas desde el suelo mismo, necesitan una poda anual, con la que se eliminará aproximadamente un tercio de las ramas viejas o no productivas. Los arbustos que florecen en primavera se podan después de la floración y los que florecen en verano, durante la estación de latencia. Si se trata de arbustos que dan bayas, la poda se hará una vez caídos los frutos.
  • Setos de siempre verdes: Se podan espaciadamente durante el verano, para mantener la forma. No se deben recortar hasta los tallos sin hojas, porque la mayoría de las siempre verdes no producen hojas nuevas en los tallos viejos. Para rejuvenecer la planta, se eliminan las ramas grandes muertas o dañadas a fines del verano o principios del otoño, cuando ha terminado la estación de crecimiento activo.
Plantación y mantenimiento de un seto formal

La poda de un seto formal se hace sobre todo para aumentar la densidad del Consejo      follaje, además de controlar la dimensión y la forma de sus plantas. Algunos setos jóvenes necesitan una poda hecha a mano, pero los que ya están en época madura soportan muy bien los cortes con podadoras mecánicas. La regla general del mantenimiento de un seto ya desarrollado es cortar no más de 1cm de lo que haya crecido en el año. Si el seto se compone de plantas de rápido crecimiento, habrá que hacer varias podas en el año; en cambio, bastará con una anual plantas de crecimiento lento.

  • Hay que decidir el ancho de la base y el estrechamiento de la parte superior. Se debe recortar la parte superior, la frontal y la trasera empezando por abajo, para establecer el ángulo adecuado. No se deben podar los lados enfrentados de plantas contiguas si se quiere que los espacios entre una y otra se cierren con el paso del tiempo. Mientras se realiza la poda, conviene retroceder de vez en cuando para controlar la forma del conjunto.
  • Con una podadora mecánica, se cortará un plano liso en la parte superior y en las laterales de un seto ya crecido. Después de usar este tipo de máquinas hay que pasar un rastrillo de hojas para que caigan al suelo las ramas tiernas cortadas. Por último, hay que limpiar bien la máquina, para que no queden en las cuchillas restos de savia o de resina.

Vía misjardines.net

Tareas de estación para las plantas de interior

Consejos prácticos para mantener las plantas de tu casa

mantener-plantas-interior

1. Trasplantar a macetas más grandes las especies que se cultivan en interior cuando las raíces salen por el orificio de drenaje, cuando se visualizan sobre la tierra de la maceta o cuando las plantas crecen hasta el borde de la misma. El tamaño de la maceta será unos 10 cm de diámetro mayor para aportar más volumen de sustrato y permitir que se desarrollen mejor las raíces. De ese modo, la planta crecerá más. Cuidar de no romper el pan de la planta cuando se realiza este trabajo.
2. Mudar las plantas del interior a un sector del balcón donde no dé sol directo, para que se recuperen del invierno.
3. Dividir matas de palmeras: palmitos, rafis, arecas, si se observa que la planta ha crecido tanto que desborda de la maceta, o simplemente para obtener plantas nuevas.

Vía | revistajardin.com.ar