Archivo de la etiqueta: Huerto

¿Cómo Hacer un Abono Casero?

"¿Cómo Hacer un Abono Casero?"
¿Cómo Hacer un Abono Casero?

Cada día, más gente que se vuelca a lo natural y quienes tienen un huerto o cultivos, deciden abonarlo con sustancias orgánicas o abonos caseros.

Por un lado ahorran dinero, por el otro, obtienen mejores resultados en cuanto a la calidad de lo que cosechan y no corren ningún riesgo de nivel salud.

La pregunta es ¿Cómo hacer un abono casero?

Es simple, porque es a base de desechos naturales y de elementos que podemos  guardar en vez de tirarlos a la basura, como por ejemplo cáscaras de huevos, restos de plantas que se producen cuando podamos, césped cuando lo cortamos, algunas frutas como las cáscaras de los plátanos, el centro de la manzana,  estiércol o excrementos de animales, además de  alimentos que se encuentren en estado de descomposición, entre muchos otros…

Una vez que hemos juntado todo esto, hay que hacer un hueco en la tierra y enterrarlo allí, (También hay quienes lo preparan dentro de bidones), teniendo en cuenta el no arrojar ningún resto animal,  para que éstos no se sientan atraídos y escaven la zona.

"¿Cómo Hacer un Abono Casero?"
¿Cómo Hacer un Abono Casero?

Intenta hacerlo en un sitio que conserve la humedad o que no le dé el sol directamente, ya que es importante que todo se mantenga húmedo. Podrás comprobarlo cada vez que lo remuevas, algo que deberás hacer al menos una vez cada dos días.

De estar seco, échale agua pero en cantidad suficiente para humedecerlo, no mojarlo.

Tendrás que armarte de paciencia, ya que para utilizarlo, habrás de esperar cuando menos 2 meses. Por ello es recomendable hacerlo ni bien comienza el otoño para poder hacer uso del abono orgánico en primavera.

Cuando observes que tu abono casero, tiene un tono amarronado y se haya convertido en una especie de tejido áspero y húmedo, es la señal de que está listo para ser utilizado.

"¿Cómo Hacer un Abono Casero?"
¿Cómo Hacer un Abono Casero?

Imagen: jardinplantas.com, www.jardineria.pro, mujer.orange.es

Publicado por Veronik

Soy escritora, correctora y editora de contenido para webs y blogs, con años de experiencia en el mercado de contenidos únicos y redacción web.

¿No tienes Jardín? ¡Monta un Jardín en el Techo!

"¿No tienes Jardín? ¡Monta un Jardín en el Techo!"

Actualmente uno de los grandes problemas que se presentan tanto en  forma interna como externa en una vivienda esta relacionado con la falta de espacio.

Cuando carecemos de éste para tener un jardín o patio, es un tanto frustrante sobre todo si hay niños en casa o nos apasionan el huerto y las plantas.

Pero como decimos a veces, la evolución continúa y todo cambia, llegan nuevas soluciones e ideas como pueden ser los techos verdes, también llamados jardines elevados o azoteas verdes entre otros nombres.

Son la alternativa ideal, son ecológicos, impermeables, aislantes y lo mejor de todo te proporcionan un espacio verde.

"¿No tienes Jardín? ¡Monta un Jardín en el Techo!"

Imagino que tendrás algunas preguntas al respecto como por ejemplo, si son un problema las raíces de las plantas que cultivas en él.

En absoluto, una serie de membranas, drenajes y filtros de diferentes materiales en capas con los cuales se hace la base y se reviste el techo evitan que estas lo rompan o pasen a través de él.

Son seguros, no permiten filtraciones de agua y además no necesitas regar con frecuencia ya que reservan agua.

Se debe colocar un sustrato de buena calidad que cuente con todos los nutrientes necesarios para las plantas."¿No tienes Jardín? ¡Monta un Jardín en el Techo!"

¿Qué plantas escoger para un techo verde o jardín elevado?

Lo ideal es optar por plantas que requieran pocos cuidados, que sean autóctonas de la zona, resistentes. Van muy bien las hierbas aromáticas como;

  • Tomillo
  • Lavanda
  • Orégano
  • Romero
  • Albahaca
  • Plantas trepadoras
  • Arboles de escasa estatura.

Imagen: culturaagraria.blogspot.com, www.miparque.cl, www.ecoosfera.com

Publicado por Veronik

Soy escritora, correctora y editora de contenido para webs y blogs, con años de experiencia en el mercado de contenidos únicos y redacción web.

Google Plus

Cultivo de la salvia

Cultivar salvia


Nuestro huerto hogareño debe contar con la mayor variedad posible de hierbas para que podamos condimentar nuestras comidas de distintas formas. El cultivo de la salvia es una opción interesante ya que esta planta aromática tiene varios usos gastronómicos y hasta medicinales.


Aunque existen numerosas especies de salvia, las más utilizadas y cultivadas son la Salvia officinalis (una planta de hojas ovales y oblongas, con una nervadura marcada y flores en racimos, que puede alcanzar los 70 centímetros de altura) y la Salvia lavandulifolia (de menor estatura –entre 30 y 50 centímetros– y hojas pecioladas, lanceoladas o elípticas).


Lo ideal es plantar la salvia en primavera a través de semillas. Si se opta por los esquejes, mejor elegir el otoño. La salvia prefiere los terrenos permeables con buena luz solar y un riego frecuente, aunque no abundante. Si todo marcha como corresponde, las plantas florecerán en la temporada de verano.


La salvia requiere de climas templados a cálidos. En caso que decidamos plantar en maceta, lo mejor es trasladarla a espacios de temperatura amena durante el invierno, ya que las heladas pueden dañarla.


Maceta con salvia


A la salvia se le reconocen propiedades antisépticas, diuréticas, estimulantes, antisudoríficas y antiespasmódicas. Por eso se recomienda su utilización como desinfectante bucal, para el tratamiento de llagas o como remedio para dolencias del aparato digestivo y respiratorio.


El cultivo de la salvia también nos ayudará a condimentar carne de cerdo o cordero, a elaborar salsas para los fideos y a favorecer la digestibilidad de las legumbres (al agregar algunas hojas de salvia al agua de cocción).


Vía | floresyjardin.es

El huerto urbano y las variedades

En esta ocasión no vamos a exponer todos aquellos aspectos que intervienen en unas buenas prácticas agrícolas, sino sólo en el aspecto el huerto urbano y las variedades.


Variedades de Fresas para el huerto urbano


Cuando cultivar el huerto era cosa de agricultores formados desde su infancia, el dominio de todos los factores de productividad y buenas prácticas agrícolas eran razonablemente entendidas. La tradición trasmitida de padres a hijos en un ambiente agrario, era una gran universidad y donde se tenía claro aquellos factores que incidían seriamente en un buen o mal cultivo.


Con el tiempo, en España hemos pasado de un abandono progresivo de la agricultura a reencontrarnos con ella con mucho cariño… pero en un nuevo marco: el huerto urbano.


Como decimos, en esta ocasión nos centramos en el huerto urbano y las variedades.


Hay un dicho que reza “de buen huevo… buen pollo” y no está falto de razón. Por ello, a la hora de elegir que frutales, hortalizas y ornamentales vamos a cultivar en nuestro huerto urbano, lo primero que debemos de tener en cuenta es la variedad a plantar.


El huerto urbano nos da de partida factores limitantes como es la ubicación y con ella su microclima de la zona, su tipo de tierra (su profundidad de capa, sus características físicas y químicas…) la calidad del agua de riego, superficie cultivable, interrelación con el entorno, etc.


Por otra parte tenemos las fechas. Las estaciones del año marcan un calendario de plantación propio de cada lugar. El no respetarlo es poner tontamente en riesgo la correcta evolución del cultivo.


Por lo tanto, es muy fácil el entender que no todas las variedades nos van a responder igual.


¿Qué podemos hacer al respecto? Pues varias cosas como por ejemplo:

Visitar huertos cercanos y preguntar a aquellos agricultores que mejor cosecha tienen, qué variedades están plantando. Todos son buenos maestros.Asesorarnos adecuadamente en nuestro centro de jardinería de confianza.Documentarnos qué variedades son típicas o tradicionales de la zona donde nos encontramos.También podemos probar varias variedades y según el resultado del primer año ajustarlas mejor al siguiente.Saber que en el caso de las hortícolas, que no todas las variedades son aptas para su cultivo durante todo el año. Por ejemplo, en lechugas y dentro de un mismo tipo, las hay indicadas para invierno y para verano.

En la elección de las variedades adecuadas radica parte del éxito de nuestro huerto urbano.


Vía | floresyplantas.net

Sustratos para el huerto urbano

Los sustratos para el huerto urbano tienen dos variables muy diferentes. Una cuando se trata de huerto tradicional sobre tierra de campo y otra cuando hablamos de él en terrazas y balcones, donde las plantaciones se realizan en jardineras o contenedores.


Sustratos para el huerto urbano


En esta ocasión nos referimos a los sustratos para el huerto urbano en terrazas, áticos y balcones.


Si utilizásemos tierras de campo en nuestras jardineras y contenedores, al no poderse manipular con herramientas como lo haríamos en el campo, esta tierra terminaría por compactarse y dificultar seriamente el correcto crecimiento de las hortalizas plantadas en él. Sobre todo aquellas del grupo de raíz como las zanahorias, el rábano, la remolacha, etc.


Recordemos también que el manejo de la tierra de campo suele ser incómodo por su gran peso. En este aspecto, los sustratos preparados por empresas especializadas suelen ser mucho más ligeros.


Lo ideal en estos casos es utilizar sus sustratos ya preparados que los hay en diferentes composiciones y calidades. También es cierto que hay empresas fabricantes de sustratos que ya comercializan sustratos especiales para el huerto urbano.


En todos los casos, este concepto debe de analizarse con cuidado, ya que no será el mismo sustrato indicado para cultivar fresas, que pimientos. Mientras que en el primer caso podemos recurrir hasta a un sustrato de plantas de interior, en el segundo sería más recomendable hacerlo sobre un sustrato de plantas de exterior.


Pero por norma general, los sustratos de plantación y de plantas de exterior son los más indicados. Ya tienen una granulometría aceptable, son muy mullidos, fáciles de trabajar y están bien fertilizados. Tan sólo prestar atención si en su formulación llevan arcilla y de no ser así, aportarle un poco de esta materia prima ayudará notablemente a mejorar los resultados.


Por último, debemos de saber que en muchas ocasiones, el éxito de los sustratos para el huerto urbano está en su manejo. Debemos de estudiar su comportamiento en cuanto al riego y vigilar las temperaturas que pueden llegar a alcanzar como consecuencia del recipiente donde se encuentra y su exposición al sol de la terraza, ático o balcón.


Vía | floresyplantas.net

Manual de cultivo del huerto urbano

En ocasiones se recurre al manual de cultivo del huerto urbano para desarrollar con el mayor éxito posible la práctica de este hobby. Pero desde estas páginas queremos animar a quienes lo practican diciéndoles que todo es en gran medida una cuestión de sentido común.

Cualquier información encontrada sobre técnicas de cultivo de una especie determinada, nos será muy útil si la aplicamos razonablemente en el huerto urbano.

En un artículo anterior hablamos de normativas para el huerto urbano. Estos aspectos sí son muy específicos en esta materia ya que no se dan en el campo. Y siguiendo en esta línea, comentamos otros factores a tener en cuenta a la hora de trasladar esta afición al balcón, terraza o ático.

Donde poner las macetas y jardineras
Evitaremos el colocar las jardineras y macetas en el exterior de nuestros balcones. Siempre deben estar en el interior, evitando que el viento pueda hacerlas caer, e incluso evitaremos accidentes por desprendimientos de sus frutos.

Dimensiones de las plantas
Al igual que sucede con las ornamentales, las dimensiones de nuestros frutales y hortícolas den de ser razonables. Estas suelen tener un peso relativamente pequeño para su tamaño y pueden ser volcadas fácilmente por el viento.

Gestión de los residuos
Las podas o simplemente la eliminación de una planta que ha llegado a su fin productivo, generan residuos que hay que gestionar correctamente. Al ser orgánicos deben de ser tratados como tales. No debemos acumularlos ya que pueden tanto fermentar creando malos olores como ser refugio de plagas y enfermedades vegetales.

Tener un punto de agua
Las necesidades de agua de riego suelen ser altas. El disponer de una toma de agua en el balcón, terraza o ático es importante. Si se tiene, normalmente se riega con manguera y esta debe de estar siempre recogida para evitar accidentes como por ejemplo tropiezos involuntarios con ella.

Las elecciones de los recipientes de cultivo, sustratos, fertilizantes, variedades, etc. son cuestiones directamente vinculadas con las técnicas de cultivo normalmente practicadas en cada especie.

A partir de aquí, como manual de cultivo del huerto urbano, podemos readaptar la información técnica da casa cultivo.

Related Posts with ThumbnailsVía | floresyplantas.net

Cómo crear un huerto orgánico

consejos para crear un huerto organico


Un huerto orgánico es sencillo de realizar y una verdadera garantía desaludy economía familiar. Te invito a conocer cómo optimizar los cultivos, su implementación y mantenimiento.


Los principales aspectos a contemplar son:


Terreno limpio y libre de maleza; haz una mirada objetiva…, y ponmanosa la obra: entre las labores prioritarias libera el suelo de restos muertos y malas hierbas. Retira incluso raíces y restos de bulbos.


Terreno blando y poroso; la mejor manera de lograrlo al momento de sembrar es hacer un riego suave 24 hs antes de de cultivar. Esto pondrá la tierra “a punto”.Labrar abundante antes de la siembra también es muy importante.


Añade abono orgánico; al terminar de labrar extiende una capa generosa (mínimo 5 cm) de compost, estiércol o lo que hayas elegido.


Verifica posibilidades de drenaje; si observas tendencia a suelo empastado o arcilloso es necesario corregir. La manera más sencilla es mezclar algo de arena y lo mejor es hacerlo durante la etapa de laboreo.


Siembra en surcos predefinidos; la distancia entre ellos y la profundidad de siembra dependerá de lo que estés cultivando.


En lo posible, instaura riego por goteo; es lo más eficiente y lo más aconsejable para no desperdiciar agua.


Vía | jardineria.pro