Archivo de la etiqueta: huertas

Cultivo de la Rúcula

rucula


La Rúcula, proveniente del Mediterráneo, es una verdura empleada en la cocina, en especial en ensaladas. Es rica en vitamina C e hierro.


Esta planta, ideal para el cultivo en huertas, necesita mucho del sol pleno y se adapta a cualquier suelo, como por ejemplo a los alcalinos.


En cuanto a su siembra, se recomienda colocarlas en líneas distanciadas entre 40 y 5 centímetros. También se la puede sembrar “al boleo” en terraplenes, procurando que las semillas estén esparcidas. La profundidad de la siembra suele encontrarse entre unos 0,5 a 1,0 cm. La siembra puede efectuarse durante todo el año.


En relación a su riego, cuando la Rúcula se encuentra en crecimiento es conveniente darle un riego normal, y antes de la cosecha hay que regarla abundantemente antes de comenzar y durante el proceso, para que las hojas se mantengan tiernas.


La cosecha es un proceso continuo. Las hojas externas pueden cortarse, dejando las hojas centrales para cosecharlas posteriormente. Cuando aumenta la temperatura, hay que cortar toda la planta antes que florezca, ya que las hojas de las plantas en floración cambian su sabor.


Vía | floresyjardin.es

Consejos para la huerta

El buen desarrollo y crecimiento de una huerta, conlleva consigo una serie de tareas y labores apropiadas. Los problemas que se presentan y las soluciones que se deban llevar a cabo, se aprenderán en base a la experiencia y a la búsqueda de información, pues hay soluciones naturales a las dificultades naturales que se presentan.

Existen plantas u hortalizas aliadas, así como plantas y hortalizas enemigas. Las calidades de aliadas, refiere a la capacidad o virtud de ayudar, proteger y potenciar el crecimiento de una planta hacia otra al estar ubicadas cercanas. En cambio, las plantas enemigas afectan y perjudican a algunas especies al estar cercanas entre ellas.

Estas combinaciones o formas de plantar teniendo en cuenta como afectan unas especies de plantas a otras, siendo  bien utilizadas repercuten de buena manera en nuestra huerta. A continuación le daremos la información de estas hortalizas, las que tienen consecuencias positivas y las que tienen consecuencias negativas.

Hortalizas aliadas y hortalizas enemigas

En primera instancia, aconsejamos la combinación del apio con acelga. Combinados ahuyentan a los pulgones, mientras que no se recomienda plantarlos cercanos a la zanahorias. Por otro lado, la especie caléndula de berenjena repele a los gusanos del suelo.

La calabaza, combinada con la borraja ahuyenta gusanos, mejorando sabor y ayudando al crecimiento; a su vez, la calabaza junto a la caléndula y el orégano repelen plagas. No se recomienda plantar junto a la papa. Por otro lado, la cebolla es enemiga de los porotos y las habas.

El tomate es aliado de la albahaca, el ciboulette y la menta. No se aconseja plantar cercanos al maíz, pues son atacados ambos por la misma plaga, estando juntos el riesgo es mayor. Las arvejas son buenas junto a la menta y al ciboulette, y no junto al ajo y la cebolla.

Por último, la lechuga, el pimiento, la remolacha, el perejil y el maíz, van bien con el ajo, en tanto no se deben vincular con las remolachas.

Vía: misjardines.net