Archivo de la etiqueta: Cultivo

Cultivo hidropónico en espacios reducidos

cultivo hidroponico en espacios reducidos


Jardín hidropónico en espacios reducidos. Muchas personas ni siquiera piensan en la posibilidad de un jardín hidropónico por algo de desconocimiento en el tema; lo cierto es que se trata de una tendencia de jardinería que está saliendo del anonimato y se impone cada vez más.


Es que las ventajas son bastantes y bien interesantes, entre ellas que proporciona cosechas abundantes, es prácticamente orgánica, y está libre de malezas. En mi opinión es un sistema muy recomendable para que puedas implementar en un pequeño jardín o huerto tanto en exterior como en el interior incluso.

Los jardines hidropónicos son ideales para espacios reducidos, y por lo tanto  quienes viven en pisos no tienen por qué salir perdiendo en relación a  los beneficios de la jardinería en casa. La mayoría de los habitantes de pisos  sienten que no se puede ejecutar un jardín convencional, simplemente porque no tienen el espacio y créeme que cultivar un huerto hidropónico sin embargo te permitirá evitar esa cuestión.


Debido a que la hidroponia depende de los nutrientes esenciales en el agua, éste es precisamente el punto crítico al tomar la decisión: debes estar seguro de disponer de formas de renovación y manutención del agua. Una muy buena idea en ese sentido, es comenzar (y aprender) en pequeña escala, es decir: no necesitas disponer de muchos metros cuadrados para producir decenas deplantasde lechuga… ¿Por qué no comenzar por dos o tres? Ello te permitirá aprender y ver cómo crecer y mejorar tus propias técnicas.


Vía | jardineria.pro

Cultivo de la salvia

Cultivar salvia


Nuestro huerto hogareño debe contar con la mayor variedad posible de hierbas para que podamos condimentar nuestras comidas de distintas formas. El cultivo de la salvia es una opción interesante ya que esta planta aromática tiene varios usos gastronómicos y hasta medicinales.


Aunque existen numerosas especies de salvia, las más utilizadas y cultivadas son la Salvia officinalis (una planta de hojas ovales y oblongas, con una nervadura marcada y flores en racimos, que puede alcanzar los 70 centímetros de altura) y la Salvia lavandulifolia (de menor estatura –entre 30 y 50 centímetros– y hojas pecioladas, lanceoladas o elípticas).


Lo ideal es plantar la salvia en primavera a través de semillas. Si se opta por los esquejes, mejor elegir el otoño. La salvia prefiere los terrenos permeables con buena luz solar y un riego frecuente, aunque no abundante. Si todo marcha como corresponde, las plantas florecerán en la temporada de verano.


La salvia requiere de climas templados a cálidos. En caso que decidamos plantar en maceta, lo mejor es trasladarla a espacios de temperatura amena durante el invierno, ya que las heladas pueden dañarla.


Maceta con salvia


A la salvia se le reconocen propiedades antisépticas, diuréticas, estimulantes, antisudoríficas y antiespasmódicas. Por eso se recomienda su utilización como desinfectante bucal, para el tratamiento de llagas o como remedio para dolencias del aparato digestivo y respiratorio.


El cultivo de la salvia también nos ayudará a condimentar carne de cerdo o cordero, a elaborar salsas para los fideos y a favorecer la digestibilidad de las legumbres (al agregar algunas hojas de salvia al agua de cocción).


Vía | floresyjardin.es

El cultivo del Ageratum

Los aficionados a la bricojardinería suelen comprar sobres de semillas, tanto hortícolas como ornamentales, para su cultivo. Saber o tener información técnica profesional al respecto es de gran ayuda. En este caso, aportamos datos técnicos de interés referente al cultivo del Ageratum. Estos datos deben de tomarse siempre como orientación ya que según las variedades cultivadas, substrato utilizado, clima, etc. puede variar notablemente en los resultados.


Flores de Ageratum


Como planta ornamental de temporada y dentro del grupo de plantas de finales primavera y principio de verano, tras realizar el semillero y tener las plántulas ya germinadas (planta joven), procederemos a su plantación en unas macetas de unos 10 centímetros de diámetro aproximadamente. Una vez crezcan y adquieran un tamaño razonable, las podremos plantar en el jardín directamente… tal y como las hubiésemos comprado directamente de un vivero, centro de jardinería, floristería, etc.


El sustrato indicado para el cultivo del Ageratum es un “sustrato universal” o “sustrato para plantas de exterior”, aunque también se puede llegar a utilizar, dada su rusticidad un “sustrato para plantas de interior”, con un pH de entre 5,8 y 6,2. La Ec (conductibilidad eléctrica del sustrato) deseada debe de situarse en 2.


Las temperaturas ideales son entre 6 a 10ºC durante la noche y de 20 a 25ºC durante el día. Por debajo de ellas se ralentizará su desarrollo y por encima se acelerará, en ambos casos, su crecimiento no será el idóneo.


La exposición de las nuevas plantas de Ageratum recién plantadas será a pleno sol o semi sombra si la zona es de veranos muy calurosos. En el caso de estar en el interior del hogar, ubicar el Ageratum cerca de la ventana con la mayor luz posible. De lo contrario, sus flores serán pobres y de color apagado.


Las plagas más comunes que se pueden presentar son el thrips, pulgón, la mosca blanca y el minador.


En cuanto a las enfermedades no son muy frecuentes, pero en el caso de riesgo, el Pythium, Rhizoctonia y Botrytis, pueden ser los más propensos a manifestarse.


En estas condiciones, el tiempo de cultivo del Ageratum desde su repicado (plantación a la maceta) y estar listas para su plantación directamente en el jardín es de 7 a 10 semanas.

Related Posts with ThumbnailsVía | floresyplantas.net

Bandejas porta macetas de transporte y cultivo

Las bandejas porta macetas de trasporte y cultivo, normalmente están fabricadas como una estructura laminar flexible que casi siempre suele ser de forma rectangular. Están provistas en sus laterales menores de unos entrantes con sección trapecial para que sirva tanto de refuerzo como zona fuerte de sujeción al ser agarradas para su manipulación.

Bandejas porta macetas de transporte y cultivo

La superficie de las bandejas portamacetas de trasporte y cultivo están provistas de una pluralidad de receptáculos alveolares de forma troncocónica para alojar las macetas. Estos receptáculos poseen orificios en su base para su drenaje y están separados entre sí por paredes que proporcionan el marco de distribución de las macetas depositadas en ellas. La altura de los receptáculos, es en cualquier caso inferior a la de las macetas.

Estas bandejas porta macetas de trasporte y cultivo son muy apropiadas para la mecanización de procesos de manipulado de plantas en los viveros, aunque también a nivel de uso en bricojardinería ya que permite agilizar el traslado de muchas macetas en cada operación.

Las podemos encontrar en almacenes de suministro agrícola, e incluso en centros de jardinería. Las hay en una amplia gama de modelos (tamaños y número de alvéolos) y en varios colores.

En los viveros, las bandejas portamacetas de cultivo permiten trabajar con diversas unidades de planta a la vez en las diferentes fases de llenado, plantación, transporte interno en el vivero, depositado e incluso para su posterior venta. De hecho, en ocasiones permiten que una bandeja portamacetas sea una unidad de venta.

Bandejas porta macetas de transporte y cultivo

Related Posts with Thumbnails Vía | floresyplantas.net

El cultivo de la Dahlia o Dalia

Los aficionados a la bricojardinería suelen comprar sobres de semillas, tanto hortícolas como ornamentales, para su cultivo. Saber o tener información técnica profesional al respecto es de gran ayuda. En este caso, aportamos datos técnicos de interés referente al cultivo de la Dahlia o Dalia. Estos datos deben de tomarse siempre como orientación ya que según las variedades cultivadas, substrato utilizado, clima, etc. pueden variar notablemente los resultados.


Flores de Dahlia o Dalia


Como planta ornamental de temporada y dentro del grupo de plantas de primavera y verano, tras realizar el semillero y tener las plántulas ya germinadas (planta joven), procederemos a su plantación en unas macetas de unos 10 a 12 centímetros de diámetro aproximadamente. Una vez crezcan y adquieran un tamaño razonable, las podremos plantar en el jardín directamente… tal y como las hubiésemos comprado directamente de un vivero, centro de jardinería, floristería, etc.


La Dahlia o Dalia es una planta de flores muy bellas y espectaculares, existiendo un buen número de variedades y por lo tanto de colores.


El sustrato indicado en este caso es un “sustrato universal” o “sustrato para plantas de exterior”, aunque también se puede llegar a utilizar, dada su rusticidad un “sustrato para plantas de interior”, con un pH de entre 6 y 6,5. La Ec (conductibilidad eléctrica del sustrato) deseada debe de situarse entre 1,5 y 2.


Las temperaturas ideales son entre 8 a 10ºC durante la noche y de 22 a 26ºC durante el día. Por debajo de ellas se ralentizará su desarrollo y por encima se acelerará, en ambos casos, su crecimiento no será el idóneo.


La exposición de las nuevas plantas recién plantadas será a pleno sol. En el caso de estar en el interior del hogar, ubicar la Dahlia o Dalia cerca de la ventana con la mayor luz posible. De lo contrario, florecerá menos y sus flores serán de peor calidad.


La exposición de las nuevas plantas recién plantadas será a pleno sol y simplemente tendremos que vigilar que no le falte humedad en el sustrato.


Las plagas más comunes que se pueden presentar son el thrips, araña roja, pulgón y minador.


En cuanto a las enfermedades, las más propensas son el Pythium, Botrytis, Alternaria y Rhizoctonia.


En estas condiciones, el tiempo de cultivo de la Dahlia o Dalia desde su repicado (plantación a la maceta) y estar listas para su plantación directamente en el jardín es de 8 a 10 semanas.


Vía | floresyplantas.net

El cultivo de la Gazania

Los aficionados a la bricojardinería suelen comprar sobres de semillas, tanto hortícolas como ornamentales, para su cultivo. Saber o tener información técnica profesional al respecto es de gran ayuda. En este caso, aportamos datos técnicos de interés referente al cultivo de la Gazania. Estos datos deben de tomarse siempre como orientación ya que según las variedades cultivadas, substrato utilizado, clima, etc. pueden variar notablemente los resultados.


Flores de Gazania


Como planta ornamental de temporada y dentro del grupo de plantas de primavera y verano, tras realizar el semillero y tener las plántulas ya germinadas (planta joven), procederemos a su plantación en unas macetas de unos 10 centímetros de diámetro aproximadamente. Una vez crezcan y adquieran un tamaño razonable, las podremos plantar en el jardín directamente… tal y como las hubiésemos comprado directamente de un vivero, centro de jardinería, floristería, etc.


La Gazania es una planta de flor que con el tiempo va cubriendo el suelo, creando grandes manchas de color, tanto por su vegetación como por sus abundantes flores.


El sustrato indicado en este caso es un “sustrato universal” o “sustrato para plantas de exterior”, aunque también se puede llegar a utilizar, dada su rusticidad un “sustrato para plantas de interior”, con un pH de entre 5,5 y 6,5. La Ec (conductibilidad eléctrica del sustrato) deseada debe de situarse entre 1.5 y 2,5.


Las temperaturas ideales son entre 2 a 8ºC durante la noche y de 25 a 30ºC durante el día. Por debajo de ellas se ralentizará su desarrollo y por encima se acelerará, en ambos casos, su crecimiento no será el idóneo.


La exposición de las nuevas plantas de Gazania recién plantadas será a pleno sol.


Las plagas más comunes que se pueden presentar son el thrips, pulgón y minador.


En cuanto a las enfermedades más frecuentes son el Pythium y la Rhizoctonia.


En estas condiciones, el tiempo de cultivo de la Gazania desde su repicado (plantación a la maceta) y estar listas para su plantación directamente en el jardín es de 12 a 16 semanas.


Vía | floresyplantas.net

Consejos para el cultivo de flores tropicales


El cultivo de flores tropicales puede ser mucho más sencillo de lo que pensamos. A pesar de que las necesidades varían de una especie a otra, existen algunas pautas básicas que debemos seguir para satisfacer a la mayoría de las plantas tropicales. Lo primero que tendremos en cuenta en el caso de cultivar flores tropicales en macetas, es que el contenedor tenga un tamaño acorde a la planta y esté elaborado de un material capaz de mantener mejor la humedad.


El ambiente debe contar con una humedad mínima de sesenta u ochenta por ciento. En el caso de que este clima no se pueda lograr naturalmente, podemos colaborar rociando las hojas de la planta con la suficiente frecuencia. Otro detalles importante es la luz solar, que debe ser abundante pero no en forma directa.


Para cultivar flores tropicales es importante mantener el suelo húmedo en todo momento, aunque poniendo cuidado en no empapar la tierra. Las raíces no deberían estar cubiertas de agua durante períodos muy largos de tiempo. Tanto la maceta como el suelo en tierra firme debe contar con un buen sistema de drenaje. En el caso de cultivo en contenedores, es importante verificar los agujeros de drenaje en la base.


La mejor manera de fertilizar las plantas tropicales es utilizar un producto soluble en agua y aplicarlo cada dos semanas en la etapa de crecimiento. La frecuencia deberá disminuir en la época de invierno. Teniendo en cuenta estos consejos y la posibilidad de contar con una ventilación adecuada, las plantas tropicales pueden crecer en condiciones óptimas y lograr una floración más abundante.


Vía | jardinerias.org