Archivo de la etiqueta: cultivar

Cómo cultivar flores

Aprende a cultivar tus propias flores


Ya sea que estén cultivando sus propias plantas ornamentales en su jardín o que estén levantando su propia cama de flores, el cultivo de las flores requiere que se cumplan algunas condiciones importantes para que las plantas crezcan saludables.


1



En la forma de mantener y preparar el suelo durante todo el año determinará su éxito como jardineros, aunque sean aficionados. Pero no se desanimen, que para conseguir esto, no hace falta más que tener en mente algunas recomendaciones sencillas.


Lo primero es arar el suelo y moverlo unos cuantos centímetros en profundidad, dependiendo de la especie que deseen cultivar. Mientras más grande la planta, más profundo tienen que mover.


Mezclen la tierra con bastante compost y procuren que haya un buen drenaje. Con el aire y los nutrientes, las plantas prosperan con facilidad.


Cultiven las plantas dejando suficiente espacio entre ellas, ya que al dejarlas muy juntas no pueden crecer para cuando maduran.


Hay que mantener el suelo alrededor de las plantas suelto, para lo cual se pueden ayudar con un azadón o una garra pequeña.


Finalmente, los fertilizantes se deben volver a utilizar cuando la planta ya ha crecido unos 5 centímetros.


Vía | esjardineria.com

Hierbas Aromáticas: consejos para cultivarlas

oregano


Podemos utilizar estas plantas aromáticas en la elaboración de comidas o simplemente tenerlas en el jardín o en macetas en el interior del hogar.


Las Hierbas Aromáticas más conocidas y más utilizadas para cultivar son las siguientes:

Perejil.Romero.Tomillo.Albahaca.Salvia.Menta.Laurel.

Para comenzar a tener estas plantas aromáticas en el interior de tu casa, recomendamos ubicarlas en macetas en lugares que tengan buena luz y lejos de fuentes de calor, como por ejemplo la calefacción, o de ambientes cerrados con falta de ventilación. Con respecto al riego, necesitan poca agua en el caso del Orégano, la Salvia y el Tomillo. Otras hierbas, como la Menta y el Perejil, necesitan un poco más de humedad.


Al ser plantas débiles a las heladas y al frío, es preferible que en la temporada de calor se encuentren en el exterior, y que con los primeros fríos regresen al hogar. En relación a la poda, necesitan que sus tallos se renueven todos los años durante el período de floración. Después de algunos años, aunque las hayamos podado, es mejor arrancarlas y plantar otras nuevas.


Para utilizarlas en la cocina, se pueden secar atándolas y colgándolas en ramilletes, o también extendiéndolas sobre un papel. En el caso de este método, el ambiente debe estar ventilado y cálido.


Vía | floresyjardin.es

Flores fáciles de cultivar en el jardín

Flores faciles de cultivar en el jardín


Flores fáciles de cultivar en el jardín. El aroma a primavera no sólo se siente en el aire: también en el alma y nos gusta estar rodeados de flores en nuestros espacios verdes. Si tu tiempo es escaso, o si no eres así… tan habilidoso/a para elcultivode flores, te proponemos algunas opciones de fácil cultivo.


Jazmín trepador; hay muchos tipos de jazmines, te proponemos uno de los más fragantes y delicados del verano. Requiere riego frecuente y buen sol.


Passiflora; otra trepadora de vigoroso rebrote primaveral.Requiere un lugar con abundante sol.


Clemátides; también es una trepadora pero capaz de destacar muy bien en macetas colgantes. Es la flor etrellada que puedes apreciar en la imagen de portada. Dependiendo de la variedad, tendrás muchos colores.Requiere suelo en contante humedad pero que drene muy bien.


Margaritas; realmente un símbolo o un ícono de la primavera. Son muchas las variedades sobre las que podrás elegir y excepto riego frecuente, no tiene mayores requerimientos en riqueza de suelo o impacto de luz solar.


Petunias; bellísimas, portadoras de increíble colorido. Ideales para balcones y terrazas. Necesitan buen riego pero en la tierra (no a nivel de pétalos porque son muy débiles y se estropean con facilidad).


Vía | jardineria.pro

Consejos para cultivar perejil

Perejil en la cocina


El perejil puede cultivarse sin problemas en el jardín, en el balcón o hasta en una maceta situada en interiores. Sus tallos no suelen superar los 60 centímetros de altura, por lo que se trata de una planta pequeña que no ocupa grandes espacios. En este artículo presentaremos varios consejos para cultivar perejil.


Si vamos a sembrar perejil en el jardín o un huerto, hay que buscar espacios que tengan buena exposición al sol para esparcir las semillas. El suelo no debe ser demasiado compacto y tiene que estar limpio de malas hierbas. Cabe destacar que el perejil prefiere los climas cálidos pero presenta buena resistencia ante el frío.


El cultivo de perejil es un proceso lento, ya que la germinación puede demorar cerca de un mes hasta presentar las primeras hojas. A lo largo del proceso, hay que mantener el suelo húmedo.


Si el perejil está en macetas, no debemos excedernos con el riego. En lo posible tenemos que tratar de evitar la exposición solar directa durante muchas horas, sobre todo cuando la temperatura supera los 25ºC.


Sembrar perejil


Una vez que nuestro perejil haya crecido y ya esté listo para ser utilizado, sólo nos queda usar la imaginación en la cocina ya que esta hierba aromática es un aliado en múltiples recetas. A ningún guiso, por ejemplo, puede faltarle un buen ramo de perejil, cuyas hojas son ricas en vitaminas A, B1, B2, C y D.


Cabe destacar que el perejil puede consumirse crudo o cocido. Las hojas frescas pueden congelarse (mantienen muy bien el sabor y el aroma) aunque, si se prefiere, también es posible secarlas para su almacenamiento.


En cuanto a su uso medicinal, el perejil es reconocido por su acción diurética (hay que beberlo como infusión) y algunos sostienen que ayuda a blanquear las manchas y pecas de la piel que son producidas por el sol.


Si seguimos los consejos para cultivar perejil, pues, tendremos plantas que nos aportarán múltiples beneficios.


Vía | floresyjardin.es

Cómo cultivar una planta de apio


Las plantas de apio tienen la reputación de ser difíciles de cultivar. Estas especies deben ser atendidas adecuadamente durante su etapa de crecimiento a lo largo de cinco meses hasta que llega el momento de su madurez y la producción de una planta comestible. Al no ofrecer los cuidados necesarios puede ocurrir que la planta produzca un tallo muy fibroso e imposible de comer.


El primer paso para cultivar una planta de apio es elegir la mejor época para la siembra, dependiendo de la zona donde crecerá la planta. Es importante saber que esta especie necesita cinco meses de frío para madurar adecuadamente y es conveniente iniciarla con semillas como cultivo de maceta en ambiente de interior para luego ser transplantada al suelo firme.


Las macetas donde se cultivan plantas de apio pueden ser pequeñas, pero necesitan tierra especial para contenedores con una pequeña cantidad de fertilizante para usos múltiples. Una vez colocadas las semillas, se debe colocar más tierra hasta llenar la maceta por completo. Mientras más arriba se encuentre la semilla, más fácil será que comience a germinar. Se pueden colocar hasta cuatro o cinco semillas por contenedor.


Se debe continuar con la atención de las plántulas en el interior hasta que las condiciones del ambiente exterior sean las ideales. El riego debe realizarse con regularidad, pero poniendo cuidado en no ahogar a la planta. Para la siembra en suelo firme es importante encontrar un sitio bien soleado y con un buen sistema de drenaje. El último paso será realizar el transplante y esperar a que las plantas hayan madurado y se puedan cosechar para el consumo.


Vía | jardinerias.org

Cómo elegir las mejores plantas para cultivar en macetas


Cultivar plantas en contenedores nos ofrece la posibilidad de crear un jardín en un área pequeña y a la vez nos ofrece la flexibilidad de reorganizar nuestras plantas en un sinnúmero de variantes. Otra de las ventajas que tenemos al cultivar plantas en macetas es que podemos elegir las variedades que más nos gustan. Sin embargo, el inconveniente que surge ante una gama tan amplia de posibilidades, es el riesgo de no hacer una buena elección. Para seleccionar los ejemplares adecuados debemos tener en cuenta ciertos factores fundamentales.

Las plantas elegidas deben adaptarse al espacio con el que contamos. En este sentido debemos calcular si nos convienen plantas para colocar en macetas colgantes, contenedores de ventana, pequeños cáctus, envases más grandes para cultivar árboles pequeños, helechos u otras plantas más grandes.El clima también se convierte en un factor fundamental a la hora de elegir las plantas para cultivar en macetas. Algunas variedades requieren mayor o menos humedad. Y lo mismo ocurre con la cantidad de iluminación y la temperatura de la zona donde son cultivadas estas plantas.No debemos dejar de lado una cuestión fundamental que se refiere al tiempo y dedicación que estamos dispuestos a invertir en el cuidado de las plantas en contenedores. Es por ello que primero debemos preguntarnos qué especies serían las ideales teniendo en cuenta nuestro estilo de vida.Por último, puede ser interesante elegir las plantas en macetas buscando una combinación ideal de formas, colores y tamaños para lograr un paisaje único y admirable.

Vía | jardinerias.org

Cultivar plantas aromáticas


Cultivar plantas aromáticas, es sin duda una buena idea por donde la mires: hacerlo te dará placer, será práctico (las tendrás siempre a mano) y será una fácil tarea. Podrás elegir entre cilantro, la hierbabuena, el tomillo, la salvia, el orégano y tantos otros.


El sólo hecho de tenerlas en tu cocina, siempre fresca y cerca… implica que… ¡cualquier receta duplicará su sabor y quedarás muy bien! La buena noticia es que casi todas ellas requieren muy pocos cuidados, pero esos pocos son claves y hay que respetarlos y debes saber que incluso puedes plantar distintas plantas en una misma jardinera, tanto en el exterior como en el interior de tu casa.


Un muy buen lugar es el alféizar de una ventana donde haya buen sol (la ventana de la cocina, por ejemplo) es el lugar ideal para tenerlas saludables, contentas y siempre a mano. Entre los cuidados mencionados, dos son los más importantes a contemplar: la luz (la necesitan en abundancia) y el drenaje del suelo (debe ser óptimo)


Si a ello, tienes la posibilidad de abonarlas quincenalmente, ello contribuirá significativamente a un crecimiento sano y vigoroso, especialmente si has elegido plantar en maceta, ya que su tierra no tiene renovación de nutrientes. En este sentido el abono líquido es el que te recomiendo pues será más efectivo.


Vía | jardineria.pro