Archivo de la etiqueta: cuidado

Malas hierbas, cuidados

null


Las malas hierbas


Las malas hierbas anuales tienen flor y semilla en el clima templado. Tenga cuidado con berro amargo pamplina y peludo.


Si los gorgojos de la vid están en sus macetas y contenedores, mojar el compost con Nemasys biológico o químico asesino provado contra gorgojo de la vid.


Rosal trepador


Ventosas, con distintivo follaje pálido, mate, crecen por debajo de la unión del injerto. Rastrear de nuevo a donde se unen la raíz y rasgar.


Todo cambio anuales


Limpiar las ollas y canastas desaliñadas, con compost agotado. El uso de compost fresco es necesario para tener el invierno de la floración.


Recortar los setos


En particular los semi-árboles de hoja perenne como el ligustro y lonicera. Corte los lados inclinados hacia dentro en la parte superior, que los hace menos propensos a daños por nieve.


Vía | blogdejardineria.com

Rosales, trucos para su cuidado en verano


Rosales,  trucos para su cuidado en verano. Los rosales, tanto en presencia como en fragancia son las plantas de flor más cultivadas, o por lo menos las más anheladas por parte de toda persona que ama su jardín y desea tener una planta “de porte”. Se la llama, y con gran justicia, la considera la reina de las flores.


Inigualables en su aroma suave y exquisito, suman a ese atributo el atractivo de sus hermosas flores, de matices interminables de color y una presencia que más allá de la estética, aporta poesía y sentimiento. Es un hecho que vale la pena agotarrecursospara que nuestro rosal luzca saludable y vigoroso; por ello comparto hoy los dostrucoso secretos más potentes para su mejor desarrollo y crecimiento.

* Abonado; debe hacerse  de forma periódica, preferiblemente usando un abono con elevado aporte de componentes orgánicos. Ideal hacerlo  junto con el agua de riego, periódicamente ahora hasta fines de julio ya que  es la época ideal, pues el rosal no seguirá creciendo si está en suelo pobre. Descansa en agosto y vuelve a dar otro toque en setiembre; de inmediato notarás un mejoramiento en el colorido de las flores y en la apariencia general de las plantas.


* Aleja los insectos; éstos son capaces de desmerecer el aspecto de los rosales pues provocan manchas a nivel foliar y en el caso de arañuelas, tejen feas telarañas en las que a su vez contribuyen a aumentar la población de insectos.Una forma sencilla de ahuyentar pulgones, es plantando lavandas en las cercanías ya que atraen insectos beneficiosos cuyas larvas se alimentan -precisamente- de pulgones y otros depredadores voraces.


Vía | jardineria.pro

Cuidado para rosales en verano

cuidado de rosales en verano consejos para rosales en verano


Cuidado de rosales en verano, consejos para rosales en verano. Estas hermosísimas plantas, capaces de regalarnos no sólo un aporte estético excepcional sino un aroma inigualable, requieren pocos cuidados en verano, pero eso sí: son imprescindibles.

El primero es casi obvio, pero hay que mencionarlo: me refiero al riego. No corras el riesgo de que tus rosales padezcan “sed”. El punto clave del riego a los rosales más que cuánto regar es dónde regar: no lo hagas a nivel de follaje (para evitar proliferación de hongos o dañar la floracion) sino siempre en la base de la planta.


Pero hay más: es necesario realizar tareas de poda. Te recomiendo podar los rosales después de la primera floración. A esta acción, suma lo que se conoce habitualmente comopodade limpieza, es decir quitar flores muertas o flores marchitas  que no se han cortado en su momento; el objetivo es que la planta no invierta energía ni nutrientes en estas zonas “en depresión” y canalice todo su vigor a sostener la floración que aún resta por hacer.


Una última acción de limpieza en verano para nuestros rosales: a menos que sean enormes, te recomiendo limpiar una por una sus hojas para prevenir la plaga conocida como “punto negro”. Hay rosales particularmente vulnerables a este problema y la mezcla que te recomiendo para hacerlo es una cucharada de bicarbonato de sodio y un 1 / 4 cucharadita de detergente en 4 litros de agua.


Vía | jardineria.pro

Gardenia, cuidado de las gardenias

gardenia cuidados de las gardenias


Gardenia, cuidado de las gardenias. Precisamente hace pocos días, estas bellísimasplantasde flor estaban entre nuestras elegidas cuando aprendíamos conceptos sobre cómo comenzar un jardín de interior. Si bien la atención  de una Gardenia puede ser apenas complicado, todo se compensa y es suficiente con saber algunos trucos, entender sus necesidades  teniendo en cuenta que puede crecer en interiores o al aire libre, en función de su clima.


La gardenia es un arbusto de hoja perenne, que destacan por su verde oscuro, hojas brillantes y ovaladas y flores de hermosa textura que van desde el amarillo pálido a blanco cremoso. Son originarias de China y Japón, y si eliges cultivarlas en el interior requiere pleno sol pero al aire libre será más feliz en la sombra parcial, por lo que recomiendo colocarlas en el lado este o al oeste de su casa.


En cuanto a suelo, requieren buen drenaje, suelo ácido con un pH de 4.5 a 5.5, ya sea en maceta o en el suelo. Durante el día, gardenias prefieren temperaturas entre 20 y 24ºC, siendo la mínima unos 17ºC por la noche. Sostener humedad moderada asegura una planta sana, pero no permitas los extremos, es decir  las raíces empapadas o suelo demasiado seco.


Adicionar turba en el suelo beneficiará tus plantas, pues facilitará la retención de humedad sin llegar a ser demasiado; recomiendo riego en la base de la planta no a nivel foliar. En suma, si vives en zonas de -o puedes propiciar de algún modo- temperaturas antes mencionadas tendrás las mejores Gardenias del mundo sólo con buen drenaje, suelo ácido y la fertilización adecuada.


Vía | jardineria.pro

Labores de junio para el cuidado de tu jardín

Labores de junio para el cuidado del jardin


Labores de junio para el cuidado de tu jardín. Ya a un paso de entrar en el mes de Junio, es tiempo de comenzar a planificar nuestra agenda de tareas y establecer prioridades . Veamos cuáles son esas tareas…


Control de hierbas dañinas; este trabajo debe hacerse siempre, pero sin duda sostenerlo con énfasis en verano ya que ellas son las principales competidoras por agua. Sé cuidadoso: sólo hay que eliminar las hierbas dañinas y en ese sentido una buena opción son los controladores de malezas selectivos.



Césped; además de lo mencionado antes,debes cuidar constantemente aquellas zonas que se presentan deprimidas o manchadas lo que puede deberse a falta de agua o alguna parte enferma. Rastrilla y corta con frecuencia.


Coloca estacas de contención; también llamados “tutores”, son imprescindibles en el caso de   árboles jóvenes,arbustosen pleno crecimiento “solitario” (recién plantados) y de rosales. La idea es protegerlo de vientos y tormentas de verano e ir guiando a la vez su crecimiento.


Poda; especialmente de setos perennes siendo una tarea que puedes ir haciendo a lo largo de estos próximos dos meses, pero es recomendable hacer en junio. Retira además ramas muertas (si las hay) la idea es promover una mejor floración y más intensa.


Vía | jardineria.pro

Cuidado de los setos del jardín

Cuidado de los setos del jardin


Cuidado de los setos del jardín. Esta tarea se vuelve muy importante, en especial en esta época de primavera y verano, ya que los setos -nuestros mejores aliados a la hora de definir los bordes de jardín-, cobran una presencia destacada en el jardín pues ingresan en una etapa de vigoroso crecimiento.


Los cuidados más importantes de los setos y arbustos, se reducen a dos, no obstante lo cual, vale aclarar que no son los únicos. Estamos hablando en concreto de poda y de riego, acerca de los cuales vamos a puntualizar los aspectos más destacados.


* Poda de setos


Hay varios motivos para no dejar de prestar atención a la poda y sostenerla con perseverancia; el primero de ellos es que no se sobrecargue de ramas (en definitiva de peso) más allá del que su pie o su raíz podrían soportar. Los setos que ya tienen algunos años, deben podarse como mínimo una vez al año en tanto los más jóvenes requieren una frecuencia mayor (mínimo 3 veces al año) fundamentalmente en razón de la necesidad de dar forma y asegurar el vigor necesario para su crecimiento.


* Riego de setos


Cuando los setos están bien enraizados, son -en general- tan fuertes que es asombrosa su capacidad de sobrevivir sólo con el agua que reciben de la lluvia; pero en tanto sean muy jóvenes requieren abundante riego precisamente para afianzar su sistema radicular. Más allá de la madurez del seto, siempre en verano es especialmente importante que goce de toda el agua que necesita; eso sí: vigila que exista un buen drenaje para no correr el riesgo de anegamiento.


Vía | jardineria.pro

Plantación de calabazas en el huerto

Plantacion y cuidado de calabazas en el huerto


Plantación y cuidado de calabazas en el huerto. Si no has pensado en esta posibilidad te invito a considerarla seriamente ya que estamos justo a tiempo (principios de primavera, sin riesgos aparentes de heladas tardías) para proceder a su plantación.


Partiendo de la base de que sus semillas son incapaces de germinar en suelos muy fríos, asegurarse de que no existe este riesgo es vital; si quieres estar totalmente seguro y apostar a “ganador”, espera unos días más hasta que la tierra caliente plenamente, por ejemplo fines de mayo. Veamos qué detalles son importantes en este sentido…


Las calabazas trepadoras se plantan en hileras que deben distar como mínimo 3 metros entre sí; en ellas debes elaborar pequeños montículos a una distancia de 1m entre ellos. En cada montículo sembrarás 3 o 4 semillas, de modo que cuando las plántulas estén bien afirmadas y en crecimiento realices un raleo donde permanezcan sólo las mejoresplantasy deseches las demás.


Asegúrate de limpiar malezas, y sostener un riego razonable especialmente en los momentos de calor más intenso en el verano. Es importante tener a raya a los insectos dañinos, si es necesario considera la posibilidad de utilizar insecticidas que no comprometan el entorno y protejan lasaluddel cultivo.


Otro enemigo de cuidado son los hongos, especialmente el tizón que da lugar a un moho blanco característico. Sabrás cuando cosechar: las calabazas tendrán para entonces un color naranja parejo y fuerte; muy probablemente esto suceda sobre el fin de setiembre o principios de octubre.


Vía | jardineria.pro