Archivo de la etiqueta: corona

Corona imperial (Fritillaria sp.)

Necesita la protección de invernadero o cobertizo. Se puede sacer al exterior en verano en zonas cálidas. Espectacular planta bulbosa de gran tamaño perteneciente a la familia de las Liliáceas con dos formas frecuentes y algunas otras más raras. La verdadera corona imperial, F. imperialis, es una planta de grandes bulbos que tiene un olor desagradable y flores en tonos amarillo y anaranjado. Forma una cepa basal de hojas largas, fuertes y carnosas, a partir de la cual nace un recio vástago vertical que soporta una corona de grandes flores que miran hacia el suelo y están cubiertas por un grupillo de hojas desordenadas.
Este vástago se levanta a una altura de un metro, sosteniendo más de una docena de flores provistas de buenas reservas de néctar que atraen a los insectos libadores.


*FLORES: En mitad del verano la planta desaparece por completo para volver a resurgir en la primavera siguiente y florecer en torno al mes de mayo.


*ESPECIES Y VARIEDADES:
Las variedades más vistosas de esta planta
– F. imperialis ‘Lutea Maxima’, de color amarillo claro
– F. imperialis ‘Aurora’, naranja
– F. imperialis ‘Rubra Maxima’, con flores naranjas jaspeadas en rojo.


La Fritillaria meleagris es bastante distinta de su hermana, con flores agrupadas en pequeño número que tienen forma acampanada y los pétalos jaspeados como si fueran tableros de damas o ajedrez. Luce hojas verde grisáceas que nacen a diferentes alturas en el tallo, cuya altura es de unos 40 cm. como máximo. Florece en primavera y sus más apreciadas variedades son ‘Aphrodita’ en blanco, ‘Charon’ morado oscuro o ‘Saturno’ en morado pálido.

*LUZ: semisombra
*TEMPERATURA: Cálido. No soporta el frío ni las corrientes de aire.

*SUELO: rico en materia orgánica muy descompuesta.


*MULTIPLICACION: por división de los bulbillos


*PLANTACION:
La F. imperialis debe plantarse a no menos de 18 ó 20 cm. de profundidad, mientras que F. meleagris necesita sólo 6-8 centímetros de tierra sobre el bulbo. Ambas duran muchos años en el terreno, que debe ser rico en materia orgánica y algo húmedo, aunque bien drenado. En inviernos fríos es necesario proteger el suelo con algunas ramas o con una capa de corteza de pino desmenuzada en grueso.


La plantación se efectúa en otoño en una tierra bien trabajada, desmenuzada y enriquecida. Ésta es la época en que puede ser multiplicada separando los bulbillos que crecen a expensas del bulbo principal. Dichos bulbillos se han de criar durante un par de años en una zona reservada del jardín, o bien plantados a cierta distancia de sus madres para que engorden y sean capaces de florecer al cabo ese tiempo. Una vez secos, los vástagos de la corona imperial se cortan por su base respetando la maraña de hojas inferiores.


Vía | planthogar.net

Flor de la corona , flor de piña (Scilla peruviana)

Flor de la corona , flor de piña. Resistente al exterior en verano en zonas cálidas pero necesita invernadero para evitar las heladas. Bulbo de la familia de las Liliáceas que tiene un bulbo grueso de unos 4 a 7 cm., escapo cilíndrico, glabro, hojas lanceoladas, carnosas, con ápice carenado y flores agrupadas en densos racimos umbeliformes, con tépalos brillantes, viletas y con raya púrpura en el envés.


* Crecimiento: lento
* Floración: Abril-Mayo
* Zona USDA: 8-9

– Abono: la tierra de plantación tiene que ser rica en humus


– Conservación: Los bulbos sobreviven en tierra todo el año, pero en climas fríos y húmedos debe protegerse del suelo durante el invierno. Se conservan bien 2 meses en sitio oscuro y fresco.


– Luz: Pleno sol
– Humedad: suelo bien drenado, evitando encharcamiento

– Suelo: rico en humus, fresco, mezcla de mantilla, turba y arena a partes iguales. Se puede cultivar en maceta.


– Multiplicación: A finales de verano por separación de bulbillos o por semillas con floración a los 2 o 3 años.


Vía | planthogar.net