Archivo de la etiqueta: Cesped

Cesped en verano


El césped es uno de los protagonistas del verano, y con un crecimiento notable el sol y el calor, nos obliga a un mantenimiento un poco mas extenso en estas épocas, con una poda mayor y cuidados con las malas hierbas.


Cesped



Un consejo básico es que no tires el césped que cortes, ya que si cuentas con una compostera, obtendrás un abono realmente muy bueno, y si no, puedes enterrar estas hierbas cortadas para abonar directamente el suelo y de forma progresiva, además de ayudar a conservar la humedad de la tierra.


Si lo entierras, no debes olvidar de regar el área de forma notable para facilitar su descomposición, o bien puedes dejar que se seque al sol y cuando ya haya perdido su color verde, mezclarlo con el abono o fertilizante que utilices para realzar sus propiedades, o bien con el riego.


Igualmente, es fundamental que antes hayamos apartado las malas hierbas, dado que si se mezclan con el abono, pueden reproducirse fácilmente.



Vía | esjardineria.com

Cuidados del césped


La primavera es el momento ideal para hacer la primera poda de césped con la hierba seca, se recomienda segar primero y luego utilizar la máquina podadora. Hay que tener en cuenta que en el comienzo de esta hermosa estación pueden registrarse heladas tardías y frío, por eso es importante no cortarlo mucho, la altura debe ser mediana y a medida que pasen las semanas se podrá ir reduciendo hasta llegar a la medida que más nos gusta.


Es importante sacar las malas hierbas del césped y de la totalidad del jardín antes de que cobren fuerza y crezcan invadiendo todo el patio. Esta época del año es ideal para abonar el césped, mediante los cortes y el rastrillado de las malas hierbas podremos realizar un mantillo y tapar todos los claros causados por el frío invernal.



Dependiendo del tipo clima de la región donde estemos y de la frecuencia de la lluvia debemos pensar en el riego. En zonas con lluvias constantes se recomienda un riego limitado pero en zonas de calor fuerte el riego debe hacerse por la mañana y por la noche. El césped nos dará señales cuando esté falto de agua, el color verde intenso que posee se irá transformando en una tonalidad amarillenta, es importante estar alerta y no llegar a ese punto.


El riego es fundamental en el cuidado del césped, hay que tener muy en cuenta el terreno y su drenaje ya que el exceso de agua podría ser perjudicial. Es necesario conocer los tipos de suelos de nuestro jardín para tomar las precauciones y medidas necesarias que favorezcan al máximo el crecimiento y mantenimiento del césped en nuestro hogar.


Vía | floresyjardin.es

Cómo cuidar el césped artificial

cesped_artificial


Para quienes no cuentan con suficiente tiempo como para dedicarse al jardín y prefieren la practicidad, este tipo de césped es una alternativa. Además, para los jardines que no reciben demasiado sol o no pueden ser regados, es también una buena opción.


El césped artificial sólo requiere su instalación, sin ninguna otra tarea de mantenimiento. El agua, la electricidad para el corte y el dinero para las semillas te lo ahorrarás, ya que no es necesario en este caso.


Los ambientes ideales para instalarlo son los áticos y las piscinas con deck. De este modo, obtendrás un lugar natural sin perjudicar a los suelos con la humedad del pasto ni tener que preocuparte por su cuidado.


El césped artificial solamente requiere un cepillado periódico, dependiendo de la intensidad con que se usa. Cada tanto tendrás que llamar al servicio de mantenimiento para que controle su capa superior, y para verificar si es necesario rellenarlo. Si aplicas estos consejos, tendrás césped para disfrutar por muchos años.


Vía | floresyjardin.es

Calendario del jardín en marzo

Durante el mes de marzo, en el hemisferio norte y en concreto en España, todo en el jardín parece despertar: nos encontramos en la antesala de la primavera. Como calendario del jardín en marzo, es el momento de comenzar con actividades importantes para el cuidado y mantenimiento del jardín, sabiendo que todas ellas van a incidir de forma decisiva en la correcta respuesta del mismo durante los próximos meses.


Abeja plolinizando una flor


En términos generales, aun se pueden realizar algunas podas de leñosas. Este material vegetal procedente de las podas, junto con el de nuevas brotaciones, es muy bueno para el esquejado o estaquillado… en definitiva para la multiplicación de nuestras plantas. Estos esquejes se pueden plantar en un sustrato a base de turba rubia y arena húmeda hasta que emitan las nuevas raíces y ya se puedan plantar. Si utilizamos hormonas de enraizamiento mucho mejor.


También es un buen momento para sembrar en semilleros ya que con las buenas temperaturas todo irá mucho mejor sin necesidad de calefacción o cuidados extraordinarios.


Con la llegada del buen tiempo el riesgo de heladas se reduce, lo que hace a marzo un mes ideal para plantar árboles frutales y ornamentales, arbustos en contenedor, plantas para setos, vivaces, las tapizantes, aromáticas, gramíneas, anuales, bulbosas de verano, siembras de cespitosas… Dentro del calendario del jardín en marzo recomendamos:


En el huerto:

Podemos comenzar con las siembras de patatas, troceándolas en tres o cuatro trozos procurando que en cada una de ellas contengan de 1 a 3 yemas.Realizar siembras escalonadas de guisantes, zanahorias, judías verdes, cebollas, espinacas, rúcula, canónigos, lechugas de primavera, etc.Retirar las protecciones de las plantaciones.También brotan las malas hierbas… por lo que hay que mantener limpio el huerto de ellas. Utilizar herbicidas si es necesario.Continúa la floración espectacular de muchos de los frutales de hueso y pepita. Son todo un espectáculo.Recolectaremos nuestras espinacas, acelgas, habas, apio, coliflores, etc. propias de estas fechas.Plantaremos los primeros tomates, pimientos, berenjenas… realizadas en los semilleros en el invernadero.

Huerto urbano


En el césped:

Las praderas comienzan a brotar y hay que alimentarlas. Es un buen momento para escarificarla para permitir que llegue el agua y el aire a las raíces.Fertilizarla con abonos orgánicos como el estiércol de caballo, el mantillo o el humus de lombriz bien descompuesto para estimular su crecimiento.Es el momento de la primera siega, aunque seguimos dejando el césped alto.También abonaremos con fertilizantes de lenta liberación para ir aportando nutrientes conforme comience la actividad de las plantas cespitosas.

En el jardín:

Es el momento ideal para realizar las siembras de plantas de temporada, con una garantía de éxito prácticamente total.Son siembras de anuales como las petunias, los tagetes, las margaritas, las zinias, las begonias, los impatiens, el ageratum…Aplicar abonos orgánicos en parterres y arriates, jardineras y macetas.Comenzar con los riegos si no se producen lluvias. Para ello, revisemos los sistemas de riego (los goteros, los filtros, los aspersores, programadores).Terminar de colocar los tutores a los árboles, procurando no dañar las raíces del cepellón, colocar el tutor del lado del viento dominante, si el árbol de muy grande colocar tres tutores unidos por tablas… y utilizar sujeciones de tiras de goma.Cuidar en especial a los rosales removiendo la parte superior del sustrato, eliminar las malas hierbas y los chupones, y apórtales abonados orgánicos.Los bulbos de otoño… de floración primaveral como los tulipanes, narcisos, jacintos, muscaris… están en pleno esplendor. Hay que abonarlas, regarlas adecuadamente y vigilar que sus principales enemigos como son las babosas y caracoles las dañen.Y comienza la época de plantación de los bulbos de primavera para que florezcan durante el próximo verano. Son las dalias, gladiolos, calas, cañas de las Indias, amarilis, hemerocallis, azucenas… entierra ya los bulbos, cormos y rizomas en arriates, rocallas y jardineras.En los estanques y pequeñas lagunas ya podemos incorporar nuevas plantas acuáticas si así lo deseamos.Las vivaces se pueden multiplicar por división de matas.Podemos seguir plantando todos los árboles y arbustos que estén en contenedor aunque ya estén brotados.Ojo con las plagas ya que las brotaciones tiernas atraen a las primeras orugas y pulgones. Podemos efectuar los primeros tratamientos insecticidas para su control.

Flor de margarita blanca


En las plantas de interior:

Es un buen momento para comenzar a trasplantar aquellas plantas a un contenedor mayor si es necesario. Para ello utilizaremos los especiales: sustratos de plantas de interior. Para las “plantas verdes” de interior como el spatiphyllum, los ficus, los filodendros, los helechos, las dracenas, etc. es recomendable trasplantarlas cada dos años como máximo.Lo mismo haremos con los Bonsais. En este caso es el sustrato especiale para bonsáis.Regaremos con mayor frecuencia y abonaremos con fertilizantes equilibrados, siembre sobre sustratos húmedos.Durante el trasplante, podemos aprovechar para multiplicar los ejemplares de nuestras plantas, sobre todo mediante la división de matas en aquellas especies que lo permitan como las sansevieras o helechos.

En la terraza:

Aprovecharemos para renovar las flores de nuestra terraza con las plantaciones primaverales como Begonias, Impatiens, Petunias, Tagetes, Ageratum, etc.Los sustratos indicados para las plantaciones pueden ser el denominado sustrato de plantación, el sustrato universal o el sustrato de exterior.Plantaremos los bulbos de verano para que florezcan durante el próximo verano (dalias, gladiolos, calas, cañas de las Indias, amarilis, hemerocallis, azucenas…).Comenzaremos con los abonados a dosis medias con fertilizantes equilibrados, procurando aplicarlos con el sustrato húmedo.Related Posts with Thumbnails

Vía | floresyplantas.net

El césped


Para el césped:
Hora de mantenerlo bien corto, libre de yuyos, extrayéndolos completamente, o bien utilizando herbicidas. Fertilice el suelo con salitre de Chile (250 grs por cada 10 mts cuadrados) dos veces cada 15 días con el césped seco, riegue después. Si quiere renovarlo o arreglar zonas peladas, pruebe con panes de gramillón o bermuda, o si se anima con siembra directa. En este caso utilice semillas con mezclas de especies esparciéndolas creando una capa continua, cubriéndola luego con mantillo en un grosor no mayor a un centímetro. En ambos casos, previa siembra, debe retirar la superficie que quiera sustituir, agregando una mezcla de arcilla y mantillo, apisónela ligeramente. El espesor de tierra eliminado dependerá de su elección: siembra directa implica llegar a ras del resto del jardín, los panes requieren dejar un escalón de igual tamaño que el que se colocará. En cuanto al mantenimiento general del pasto, riega y corte aumentarán en frecuencia según vayan aumentando las horas luz y la temperatura.



Vía: la-jardineria.net