Archivo de la etiqueta: arbusto

Enebro en el jardín

Enebro en la cocina


¿Quieres cultivar una planta que se utiliza en la cocina, permite preparar remedios naturales y es ornamental? No dudes es cultivar enebro en el jardín y disfruta de las bondades de este arbusto.


El Juniperus communis (enebro común) pertenece a la familia de las Cupresáceas y presenta hojas planas y aciculares. Sus flores son alargadas y de color amarillo, mientras que también ofrece frutos verdes que, al madurar, se vuelven negros.


El enebro es resistente a la sequía y al viento, lo que permite que se desarrolle en terrenos muy variados. Su copa densa y ancha le permite crecer con sombra parcial o bajo la exposición solar directa.


La multiplicación del enebro puede realizarse por esqueje durante la temporada de invierno, conservando el talón antiguo. Otras opciones son las semillas, el injerto o el acodo simple.


Planta de enebro


Las bayas del enebro permiten elaborar la ginebra. Dicha bebida surgió en Holanda durante el siglo XVI, cuando en la ciudad de Leiden comenzó a destilarse esta especia en alcohol.


El enebro también es reconocido por sus propiedades medicinales. Las infusiones de enebro sirven como diurético, por lo que pueden ayudar a minimizar la retención de líquidos y sus trastornos asociados.


Si tienes enebro en el jardín, también puede realizar adobos y macerar alimentos. Por lo general, se machacan con un mortero para que liberen su aroma. El cerdo y el cordero, por ejemplo, quedan muy bien condimentados con esta planta. Para guardar el enebro, necesitarás frascos herméticos que deberás depositar en un lugar seco y fresco.


Vía | floresyjardin.es

Qué factores debemos tener en cuenta al elegir un árbol o un arbusto


Antes de elegir un árbol o un arbusto para nuestro jardín, es importante tener en cuenta una serie de consideraciones previas.


El primer factor que podemos evaluar se refiere al tipo de clima que tiene la zona en la cual vivimos. Dentro de la amplia variedad de árboles y arbustos encontramos aquellos que se adaptan mejor a las temperaturas bajas en lugar de aquellas muy elevadas, o viceversa.


El siguiente paso será evaluar el tipo de suelo con el que contamos, para lo cual podemos medir el pH y la cantidad de nutrientes que tiene. En cualquier tienda de artículos para jardinería encontraremos kit completos para medir el pH del suelo, siempre teniendo en cuenta que dependiendo de la especie de planta elegida será mejor un nivel más alto o más bajo. También es importante comprobar la textura del suelo, lo cual influirá mucho sobre el tipo de planta que allí se cultive.


Otra cuestión muy importante al momento de elegir plantas de grandes magnitudes como por ejemplo árboles frondosos o arbustos extensos, es la cantidad de espacio que tenemos en nuestro jardín para permitir un crecimiento cómodo y saludable al nuevo ejemplar. Resulta fundamental calcular si la nueva planta es grande o pequeña, en función del espacio con el que contamos.


Antes de elegir cualquier tipo de planta para un jardín es importante confeccionar un diseño teniendo en cuenta todos estos factores. También influyen otras cuestiones como por ejemplo la iluminación, la humedad, los factores de crecimiento, los cuidados que requiere cada ejemplar, entre otras.


Vía | jardinerias.org

Aretillo

Su nombre científico es “Fuchsia” aunque en América es más popular como Aretillo y en Europa como Fucsia, Pendientes de la reina, Aljaba, Corales y Fuchsia hybrida. Su origen es Centro y Sudamérica y pertenece a la familia de las Onagráceas. Se trata de un arbusto perennifolio o caducifolio de forma arbustiva o colgante según la variedad.


Flores de Aretillo


Sus hojas son de color más o menos verdes, ovales y pecioladas con el borde dentado.


Las flores de Aretillo son colgantes y las podemos encontrar en un amplio abanico de colores. Estas flores pueden ser blancas, rosas, rojas, moradas, amarillas… incluso jaspeadas. Además estos colores pueden ser combinados entre sí ya que su cáliz y corola pueden ser de distintos colores. Otro aspecto a destacar en sus flores es que las podemos encontrar de formas simples, dobles e incluso semidobles, fruto de constantes hibridaciones.


Su reproducción es mediante esqueje y puede ser de punta o de trozo de rama, llamándose entonces apicales o interdonales respectivamente.


El Aretillo crece mejor con una exposición de semi sombra y con un clima de semi cálido a templado.


En cuanto al sustrato, prefiere los turbosos y con buen drenaje, aunque requiere de un riego abundante por ser muy sensible a la falta de agua.


Se puede abonar cada 15 días con abonados no muy ricos en nitrógeno y sí en potasa. Esto evitará que la planta crezca de forma débil y se potenciará su floración.


Con respecto a las plagas, las orugas, la araña roja, el pulgón, la mosca blanca, los caracoles y babosa son las más habituales.


Y en enfermedades en el aretillo, la botritis (Botrytis cinerea) que aparece con su típico moho gris en ambientes húmedos y fríos… y la Roya que se manifiesta como unas pústulas anaranjadas en el envés de las hojas son las más frecuentes.


Vía | floresyplantas.net

Carqueja


Ficha técnica
Con este nombre popular se conocen muchas variedades, siendo las mejores las más amargas.
Baccheris Articulata (de tallos bialados) y Baccheris Trímera (de tallos trialados)
Este arbusto llega a medir hasta 1.50m en las especies más desarrolladas y crece preferentemente en suelos pedregosos y silíceos. Se la encuentra en todo Uruguay, sur de Brasil, Bolivia y norte argentino, lugares de donde es originaria.


Propiedades compartidas
Todas las variedades comparten estas propiedades y usos:
Tiene un principio amargo, muy activo, que estimula las funciones hepáticas actuando como colagogo y digestivo. Activa la secreción de la bilis y la hace abundante. Es depurativo y desintoxicante, y tiene por lo tanto la virtud de aliviar los cólicos hepáticos.
Puede contribuir a los cálculos biliares. Tiene actividad hipoglucemiante, es decir que disminuye el azúcar en sangre. Está indicada para las inflamaciones de bazo (pajarilla como se la conoce popularmente). Ideal en dispepsias y malas digestiones.
También actúa como diurético, antidiarréico, sudorífico y antiparasitario intestinal. Tiene además fama de afrodisíaco, si se toma a diario, aumentando el deseo sexual, la libido, tanto en el hombre como en la mujer; indicado para la impotencia en el hombre y la esterilidad en la mujer. Para uso externo se prepara una infusión con 30 gramos de hierba seca para un litro de agua.
Se puede utilizar como cicatrizante de heridas úlceras y para inflamaciones de todo tipo. Ayuda a la curación de algunas enfermedades de la piel, llagas, quemaduras e inflamaciones de la boca y la garganta debido a una actividad antibiótica propia de la especie.



Vía | la-jardineria.net

Trasplante de un arbusto de lilas


¿Cuándo es la mejor época para trasplantar un arbusto de lilas?


Usted tiene un poco de latitud si está plantando un contenedor o una guardería o centro de jardinería. Cualquier momento desde la primavera hasta el otoño es buen momento, siempre y cuando se mantenga regado durante el tiempo caliente y seco. Sin embargo, si está en movimiento una lila de una parte de su paisaje a otro, algunas veces funcionan mejor que otras.


Si usted vive en un clima frío, es mejor para transplantar los árboles pequeños y arbustos en la primavera, tan pronto como el suelo está húmedo y ya no muy seco. De esta forma, tienen toda la temporada de crecimiento para volver a establecerse antes de duro clima invernal.


Si usted vive en un lugar donde los veranos son muy calurosos y los inviernos son suaves, trasplante a principios de otoño.


No importa lo cuidadosamente que el trasplante las lilas,  ya que están vinculadas a los daños y a perder sus raíces.


podar las cañas y ramas de vuelta alrededor de una cuarta parte de su longitud reducida por lo que el sistema radical no se abrumado y no puede apoyar el principio de crecimiento.


Vía: blogdeflores.com