Archivo de la etiqueta: arbol

La flor del ceibo

Floración del ceibo


Para muchas personas, la flor del ceibo es una de las más bellas que pueden encontrarse en un jardín. Su color rojo carmesí logra seducir a quienes se ponen a admirir este árbol que es nativo de Sudamérica y que también se conoce como pico de gallo o árbol de coral.


Si quieres contar con una planta ornamental que aporte vida y color a tus espacios exteriores, no dudes en plantar un ceibo. Ten en cuenta, de todos modos, que este árbol de tallo leñoso y ramas espinadas suele medir entre 5 y 8 metros de altura.


Lo ideal es plantar el ceibo de manera aislada y garantizar que el ejemplar tenga una buena exposición a la luz solar. Hay que prestar mucha atención al riego, que debe ser regular pero no excesivo. Durante el verano, es imprescindible que el suelo siempre conserve un buen nivel de humedad. En el invierno, de todas maneras, tampoco podemos descuidar al ceibo. El árbol no tiene una buena resistencia al frío e incluso puede helarse ante las bajas temperaturas.


Si tienes un jardín pequeño, no te preocupes: puedes cultivar el ceibo a manera de bonsái. Con tensores o pinzas podrás modelarlo para que nunca crezca demasiado. Deja el bonsái en media sombra o a pleno sol y, al igual que el árbol corriente, cuidalo de las heladas para que sobreviva durante le invierno.


Ceibo en el jardín


Con estas precauciones, podrás disfrutar de la abundante floración de esta especie. La flor del ceibo teñirá de un atractivo tono rojizo tu jardín, que despertará la admiración de las visitas.


Vía | floresyjardin.es

Arboles pequeños: Acacia Bola

La Acacia Bola es un árbol que pertenece a la familia Leguminosas, género Robinia, especie pseudoacacia, variedad Umbraculifera.

Arboles pequeños Acacia Bola2

Sus principales características son:Altura: de 4 a 6 metros.Diámetro: de 3 a 5 metros.Crecimiento: rápido.Suelo: se adapta a todos los tipos.Temperatura: resiste bien el frío.Transplante: muy buena tolerancia.Uso: ornamental.Origen: Estados Unidos.La Acacia Bola es un pequeño árbol de follaje caduco, copa compacta y globosa.Las hojas son de color verde claro y las ramas no presentan espinas. Su principal atractivo radica en la copa redondeada y el follaje denso.Éste árbol rústico crece en todo tipo de suelos, auqnue prefiere los bien drenados, y presenta una buena tolerancia al frío.La Acacia Bola se cultiva como ornamental. Crece por injertos sobre pie franco o por estacas.Suele utilizarse en el arbolado de calles y jardines pequeños.

Arboles pequeños Acacia Bola1


Vía | guiadejardineria.com

Las virtudes del enebro

Enebro

El nombre científico que tiene el enebro es Juniperus, pero también se la conoce vulgarmente como Sabina o Tascate. Esta planta forma parte de la familia de las Cupresáceas. Este genero está formado aproximadamente por 60 o 70 especies que son todas plantas arbustivas y arbóreas. Las mismas provienen todas del hemisferio norte. Las hojas de esta clase de plantas son perennes con forma de aguja. Pero se distinguen en las tonalidades de las hojas dependiendo de la especie que sea cada planta. Los colores más frecuentes que se pueden encontrar son verdes, azulados, plateados o amarillentos.

En lo que se refiere a la fisonomía de las plantas, también hay una amplia variedad, ya que las mismas pueden ser cónicas, rastreras y columnares. En este sentido, hay que aclarar que son plantas muy rústicas.

Una de las mayores virtudes que tiene esta planta es que soporta muy bien climas adversos. Esto significa que se mantendría a la perfección en los fríos más extremos que hay en el norte, pero también toleraría los calores muy fuertes del mediterráneo. Esto es muy importante, ya que se puede colocar la planta tanto al sol de manera directa como a la sombra. Siempre depende de la variedad.

En un terreno en donde haya tierra de brezo y de hojas se mantendrá muy bien la planta, pero al ser caracterizada como una planta rústica, hay que remarcar que puede vivir sin problemas en cualquier tipo de sustrato. El que se mencionó en el comienzo del párrafo sería el ideal para el enebro.

Por último, hay que decir que el momento ideal para plantar este tipo de especies es en primavea o en otoño.

Vía | ijardineros.com

Plantación de árboles en el jardín

A la hora de realizar una plantación de árboles en el jardín debemos de tener en cuenta muchos aspectos como qué deseamos de ellos, la climatología a lo largo del año de la zona, el espacio que necesitará cuando empiece a ser adulto, si dispondrá de sustrato en cantidad y calidad… ya que todo incidirá en el resultado final de la calidad de vida del árbol y por lo tanto de su valor ornamental. Recordemos que al contrario de lo que sucede con otros tipos de plantas, como por ejemplo las de temporada, estos van a permanecer en el jardín durante muchos años… en ocasiones durante muchas generaciones.

¿Cuándo puedo plantar un árbol?
Si lo compramos a raíz desnuda, las fechas más indicadas en el hemisferio norte es entre los meses de octubre y marzo, cuando este se encuentre en reposo vegetativo. Cuanto más fría sea la zona mayor será el período de plantación.

Y si lo compramos con maceta y bien arraigado, se puede plantar durante cualquier época del año.

¿Cómo preparar el suelo para su plantación?
Comenzaremos cavando un hoyo de un metro de ancho por unos 70 centímetros aproximadamente. Puede ser mayor o algo menor según el tamaño del árbol en ese momento, pero estas son unas medidas estándar razonables.

El terreno debe de ser profundo y con tierra de buena calidad, pero no siempre se dan estas circunstancias. Para ello, es recomendable mejorar la tierra más inmediata al árbol y lo haremos mezclándola con un sustrato preparado del tipo “sustrato de plantación”. Utilizar entre un 30 y un 50% de sustrato preparado es lo adecuado.

Este tipo de sustratos es idóneo porque poseen un elevado contenido en materia orgánica, micro y macro nutrientes, además de extracto de algas como estimulador de enraizamiento.

¿Cómo plantar el árbol?
Una vez hecho el hoyo lo llenaremos con agua para que se humedezca correctamente la zona que le rodea. Mientras tanto, recortaremos las puntas de las raíces y eliminaremos las dañadas si el árbol está a raíz desnuda, o quitaremos con cuidado la maceta si está en contenedor.

También podaremos las ramas sobre la mitad del tamaño del último brote para compensar la parte aérea con la parte radicular. Rellenaremos la base del hoyo con la tierra mezclada para ajustar la profundidad de plantación del árbol a la que se encontraba en el vivero. Colocaremos el tutor firmemente, completaremos con el resto de mezcla el hoyo y presionaremos ligeramente el terreno. A continuación ataremos el árbol al tutor con holgura para evitar el estrangulamiento de sus ramas.

Ya sólo queda crear un pequeño montículo de tierra alrededor del hoyo para permitir acumular mejor el agua y regar. Durante los dos o tres próximos meses tendremos el cuidado de que no le falte humedad hasta asegurarnos de que ha enraizado correctamente, momento en el que distanciaremos los riegos en función de la necesidades particulares de la especie de árbol plantado.

Es fácil la plantación de árboles en el jardín, pero dediquemos tiempo a su planificación.

Vía: floresyplantas.net

El Árbol de Guanacaste

El árbol de guanacaste (Enterolobium cyclocarpum) es un árbol perteneciente a la familia de las leguminosas (Leguminosae), subfamilia de las Mimosoideae, nativo de América tropical. Se extiende desde el oeste y sur de México a través de Centroamérica hasta el norte de Sudamérica (Venezuela y Brasil). También lo podemos encontrar en Jamaica, Cuba, Trinidad y Guyana.

Árbol caducifolio muy grande y de rápido crecimiento, que puede alcanzar dimensiones gigantescas (entre 20 y 45 m de altura) con una amplísima copa hemisférica y cuyo tronco puede llegar a los 3 m de diámetro. Las hojas son compuestas, alternas, bipinnadas de color verde brillante, que se pliegan en la noche. Sus ramas son grandes y ascendentes. La corteza es de color gris claro y casi siempre lisa con pequeñas lenticelas alargadas.

Frutos del Arbol de Guanacaste
Frutos del Arbol de Guanacaste

La palabra Guanacaste viene del idioma indígena nahuatl, y está conformada por los vocablos quatil (árbol) y nacaztli que significa oreja. Su fruto es una vaina indehiscente casi circular que semeja la forma de una oreja con unos 5 a 12 cm de diámetro, leñosa oscura y brillante, de sabor dulzón que contiene de 5 a 20 semillas ovoides, duras y aplanadas. Por ello, es comocido como árbol de la oreja.

Fue declarado como el árbol nacional de Costa Rica, el 31 de agosto de 1959. Símbolo de estabilidad y crecimiento, el árbol de guanacaste irradia pujanza a su alrededor, elegante la silueta, resistente al viento, solemne, poderoso, el guanacaste cautiva a primera vista con su copa vasta, redondeada, en forma de sombrilla. En Costa Rica se encuentra desde el nivel del mar hasta 900 metros de altitud.

Sus frutos y semillas son consumidos tiernos o cocidas por los humanos en algunas localidades, pero sobre todo por el ganado, siendo un alimento de elevado contenido proteico.

El Árbol de Guanacaste es componente frecuente de la vegetación perturbada de las zonas tropicales húmedas y subhúmedas de baja altitud en México y Centroamérica. Es difícil relacionar esta especie con algún tipo de vegetación primaria. Aparentemente se encuentra en asociaciones primarias de selvas medianas subcaducifolias y caducifolias. Crece en zonas perturbadas de selvas altas y medianas.

Related Posts with ThumbnailsVía: floresyplantas.net