Articulos sobre: Plantas


El aguacate

aguacate Nombre Científico: Persea Gratíssima

Nombre común: Aguacate


Orígen: América Central


Familia: laureacea

  Su tronco es derecho, de corteza lisa, verde clara en su juventud y gris en la edad adulta.

  Puede alcanzar los 20 metros de altura.

  Las hojas son persistentes, ovaladas y verde oscuras, de 12 a 25 cms de longitud. 

  Las flores son muy pequeñas (5-10 mm de diámetro) de color amarillo verdoso. 

  Sus frutos tienen forma de pera y pueden pesar de 100 a 1.000 g.

  La piel es de color verde oscuro y en ocasiones morado oscuro casi negro, dependiendo de la variedad y grado de madurez. 

  Su tamaño es de unos 7 a 20 cm de largo y su diámetro máximo de unos 6 cm, con una gran semilla central de unos 5 a 6,5 cms de largo.

  Los suelos húmedos en exceso, como el arcilloso, y el calizo no se recomiendan. Los arenosos tampoco son los mejores si no se riega adecuadamente . El mejor suelo sin duda es ácido, poco fértil y superficial. El hoyo ha de ser de gran tamaño.

  Es muy sensible al frío. Las heladas le afectan bastante. El viento intenso también le perjudica por lo que hay que ubicarlo en una zona de abrigo.

  Riego moderado. Es necesario que la tierra este húmeda pero nunca saturada de agua. Si las hojas amarillean denota exceso.

  En zonas de invierno debe plantarse en época primaveral mientras que en zonas de inviernos más suaves el tiempo ideal es el otoño. 

  A la hora de la plantación: Lavar el hueso del aguacate y cortar la punta con un cuchillo, se facilitará la salida del tallo. Introducir el hueso en un recipiente con agua con la punta más ancha hacia abajo. Entre 4 y 7 semanas brotarán raíces y tallos y será cuando alcance el tallo los 15 cms cuando deba trasplantarse a una maceta con tierra rica en materia prima.

  Gusta de abundante luz. Evitar la luz directa.

  Sólo es necesaria una poda de aclareo, quitando la menor cantidad posible de hojas y ramas. No se aconseja realizarla ni a finales de verano ni a comienzos de otoño.



Es recomendable usar insecticidas y repelentes de mosquitos cuando se necesite eliminar alguna de sus plagas habituales que son los pulgones, la araña roja, las cochinillas y los pequeños insectos trips.
aguacate   aguacate   aguacate


Fuente: asocoa.com     

La Tillandsia

La Tillandsia


Tillandsia Nombre científico: Tillandsia


De la familia: Bromeliáceas


Origen: América Tropical y Subtropical

  Existen diferentes variedades de Tillandsias, y dependiendo de qué tipo estemos hablando, la descripción es diferente.

  Las hojas finas son escamosas, estrechas, lineales, de un verde muy oscuro.

  Las hojas lisas son planas, no tienen espinas, y duran bastante tiempo.

  Flores tubulares agrupadas en espigas aplanadas con tallos cortos. Es preferible adquirir ejemplares con colores muy vivos, ya que palidecen con el tiempo.

  Mide entre 20 y 60 cm de largo.

  La Tillandsia necesita luz intensa, pero hay que evitar que proceda del sol directo.

  A las Tillandsias verdes se les debe aplicar un sustrato de arena, turba fibrosa, mantillo de hojas y cortezas. Por su parte, las que no son verdes se pueden colgar sobre un soporte, sin necesidad de sustrato.

  Respecto al abono, entre mayo y septiembre hay que vaporizar la Tillandsia con abono foliar.

  La Tillandsia requiere una humedad del 60% cuando la temperatura supere los 15ºC.

  Hay que pulverizar las Tillandsias cultivadas en maceta una vez a la semana. En invierno, con temperaturas bajas, se puede conservar casi sin riego. Es preferible regar con agua de lluvia o destilada, y retirar el agua que queda en el platillo 30 minutos después.

  El trasplante se realiza cada dos o tres años.

  Multiplicación mediante hijuelos.

  Evitar las corrientes de aire.

  Existen más de 400 especies, lo que convierte a la Tillandsia en el género más rico de las bromeliáceas.

  Algunas especies epifitas están amenazadas en su hábitat.

  Algo que beneficia en gran medida a la Tillandsia es el paro vegetativo al fresco durante el invierno.

  Puede durar entre tres y cinco años. Cuando termina su periodo de floración, la planta se marchita y muere.

  Hay que prestar especial cuidado para que no le ataquen las cochinillas.

Tillandsia Tillandsia Tillandsia

Vía: facilisimo.com

Flor de Pascua

flor de pascuaNombre científico: Euphorbia pulcherrima.

Nombres comunes: flor de pascua, flor de navidad, flor de nochebuena.


Origen: México y América Central.


Familia: Euphorbiaceae

  Es un arbusto que puede oscilar entre los 0,6 y los 3 metros.

  Sus hojas son grandes, de color verde oscuro. Las hojas de la parte superior son de color rojo intenso y pueden confundirse con flores (también pueden ser rosa, blanco verdoso y blanco amarillento).

  Florece en Invierno. Entre noviembre y febrero en el hemisferio norte.

  Luz:. Para que desarrolle esas llamativas hojas de color debe preservarse la planta sin luz durante 12 horas diarias desde Octubre hasta Navidad; sus hojas rojas florecen en esta época, por eso se llama flor de pascua.
Una vez en flor necesita abundante luz, ya que su falta hace que se le caigan las hojas.

  Humedad: Requiere ambientes húmedos. Los secos hacen que se les caigan las hojas. Hay que mantenerla alejada de la calefacción.

  Abonado: Añadir cada semana abono rico en nitrógeno en el agua que regamos. Ser constantes hasta la época de floración.

  Riego: El riego es por abajo, poniendo un plato con agua debajo de la maceta, permitiendo que la absorba durante 15 minutos. No regarla más de 2 veces a la semana, salvo si hace calor. El exceso de agua puede pudrir la raíz.

  Temperatura: 20-22 º. Cuando va a florecer necesita 18º. Le perjudican los cambios bruscos de temperatura y las corrientes de aire. Puede soportar heladas débiles (-2º como mucho)

  Poda: Una vez que hayan caído las hojas hay que podar los tallos, dejándolos a unos 10 cms de la base.

  Trasplante: por esquejes de punta.

  Las corrientes de aire, la falta de luz (excepto en la época indicada anteriormente en la que es necesario apartarla de la luz para aumentar la cantidad de hojas de color) y la falta de hierro pueden hacerle perder las hojas y pudrirse. La falta de hierro se soluciona aplicando quelatos de hierro a su suelo.

Para que crezcan compactos, como cuando se compran en el vivero, es recomendable comprar unos reguladores de crecimiento, que lo frenan. En el vivero te pueden informar de cómo usarlos.

Más imágenes de la flor de pascua:

flor de pascuaflor de pascuaflor de pascua


Vía: facilisimo.com

Tabaquillo


Nadie es profeta en su tierra
Lo que sucede con el tabaquillo parace probar el dicho popular porque este arbolito es ampliamente conocido en países tan distantes como Sudáfrica, Madagascar, Nueva Zelandia, Australia, Portugal y hasta en muchas pequeñas islas del Pacífico, donde se ha convertido en una plaga invasora de los ambientes nativos. ¿La razón? Que su fruto es ávidamente comido por muchas especies de aves, que luego diseminan la semilla mediante sus deyecciones, de donde nacen innumerables hijos lejos de sus progenitores.
Y fue precisamente un progenitor -el mío- quien años atrás hizo una observación que me quedó grabada hasta el día de hoy. Mi padre sabía poco y nada de plantas o pájaros, pero observó que un pequeño árbol nacido espontáneamente en el jardín atraía a un pajarito de color amarillo, lo que le llevó a dar su primera y última orden en lo referente al jardín: decretó que esa planta sería intocable. No por la planta en sí, sino por el placer que le daba observar al ave.
Años después pude saber que el arbolito en cuestión era el Solanum mauritianum, más conocido como tabaquillo de monte por el parecido de sus hojas a las de la planta del tabaco. Y si bien no lo puedo afirmar, sospecho que el pájaro inquilino era casi seguramente un dorado o un misto.
La anécdota da pie para ampliar el concepto de parques y jardines. La visión predominante ve en ellos un conjunto de vegetales, divorciados de otros elementos -y muchas veces en pugna con ellos- que se dan en los ecosistemas naturales, en particular insectos y aves. Sin embargo, nadie dudará de que la belleza de un jardín o parque no puede más que aumentar con la presencia de pájaros -y hermosos insectos de los que las mariposas serían su representante más llamativo- que agregan nuevas dimensiones de sonido, color y movimiento.
El tabaquillo de monte es una de las muchas especies -tanto nativas como exóticas- que podrían servir de sustento a distintas aves y que deberían ser integradas por esa razón al diseño de parques y jardines.



Vía: la-jardineria.net