Articulos sobre: Jardín


Aspectos a considerar en la construcción de un jardín

Jardin


Cuando se decide construir un jardín hay dos alternativas para desarrollar. La primera que expondremos es la más costosa. Se tendrá que tener un gran poder adquisitivo para poder contar con esa opción. Se trata de contratar a un profesional para que nos asesore y nos brinde los mejores consejos. Estos expertos no son baratos ni accesibles, sino que piden un gran dinero a cambio de su servicio. La otra forma que tenemos de hacerlo es utilizando nuestra creatividad y pidiendo consejos a familiares o amigos que tengan más conocimiento en el tema.


Un aspecto que no se puede dejar de lado es que cada jardín tiene que estar dividido por zonas bien marcadas. Entre cada una de ellas se tiene que establecer la función para la cual se utilizará. En este sentido, nos referimos a que podemos colocar un gran árbol al lado de una piscina y el contexto sería el ideal para poder darse un tiempo de lectura de un buen libro de ficción. Los elementos que se vayan a colocar en esa condición tienen que ser uno sólo de gran tamaño y con una gran copa, pero no tiene que estar aislado, sino que tiene que estar rodeado por plantas más bajas y de gran color verde fuerte.


Una última recomendación que nos puede servir es que recibamos el asesoramiento de un profesional, pero que luego nosotros llevemos adelante el trabajo pertinente. En esto nos referimos a todo aquello que sea el trabajo de la tierra vegetal, la plantación de grandes árboles, la instalación del riego, entre otras cuestiones propias de la jardinería.


Con todo esto ya se puede pasar al proceso de la construcción del jardín de nuestro hogar. Es una tarea que requerirá de un cierto tiempo, pero con dedicación nada es imposible.



Vía: jardineros.com

La importancia del riego en la jardinería

Riego


El riego es una de las acciones más importantes que se tienen que dar en el ámbito de la jardinería. Todas las plantas necesitan que se desarrolle esta tarea sobre ellas para poder vivir sin problemas. Además, hay que tener en cuenta que cada planta tienen una necesidad diferente en cuanto a la cantidad de agua que tiene que recibir por día. Algunas pueden tolerar la falta de agua por un determinado tiempo, pero si pasan varios días sin ella, empiezan a perder fuerza hasta marchitarse. Ningún dueño de casa quiere esto, ya que le da un mal aspecto a la decoración del hogar.


Pero hay otros factores que también inciden de manera directa sobre el riego. La temperatura del ambiente, el clima, el viento, la intensidad de la luz, la humedad que haya presente en la atmósfera junto a la cantidad de agua que la planta utilice para disolver los minerales. Todos estos aspectos son muy importantes y se tienen que considerar antes de empezar la tarea del riego sobre una superficie.


Un dato fundamental para tener en cuenta es que algunas plantas sufren si reciben demasiada agua. Nunca hay que pensar que si se excede en el riego no afectará a los cultivos, ya que es un grave error.


Para concluir, aclararemos que la calidad del suelo en donde se encuentra la planta también cumple un rol esencial para el riego. En este sentido hay que considerar algunos aspectos. Entre ellos se encuentra el contenido en cuanto a las arcillas arenas y los limos, la porosidad de la textura, entre otras cosas. Estos factores inciden en el momento en el cual permanecerá el agua estacionada allí.



Vía: jardineros.com

Calendario del jardín en febrero

El mes de febrero, en el hemisferio norte y en concreto en España, es un mes difícil para dar consejos ya que la climatología es muy variable en función de su geolocalización. Mientras que en las costas de la zona centro y sur e Islas comienzan las buenas temperaturas, en el interior siguen los fríos intensos. Por estas circunstancias no debemos precipitarnos. Podemos seguir con labores que deberíamos haber realizado durante los dos meses anteriores: terminar con las podas de frutales, rosales, remover los terrenos del huerto y jardín sin vegetación para su preparación, etc. Pero si las condiciones son buenas… ya podemos ir realizando tareas importantes, sabiendo que aunque los días sean cálidos… las noches suelen ser muy frías e incluso con fuertes heladas. Dentro del calendario del jardín en febrero recomendamos:

En el huerto:

Seguiremos con siembras en invernadero con calefacción para adelantar en lo posible su plantación en primavera, e incluso al aire libre si hay buen clima.El invernadero, además de ventilarlo diariamente de 1 a 3 horas durante el día como mínimo para evitar excesos de humedad, miraremos si por la lluvia se han limpiado excesivamente los cristales o plástico de cubierta y necesita de un nuevo pintado para tamizar la luz.Protegeremos los cultivos al aire libre con mulch de paja, cañizo, mantas orgánicas o tunelillos de plástico.Se nos acaba el tiempo para la plantación de frutales a raíz desnuda, aunque si están en contenedor los podemos realizar durante todo el año.Florecen muchos de los frutales de hueso y pepita. Son todo un espectáculo.Recolectaremos nuestras espinacas, acelgas, habas, apio, coliflores, etc. propias de estas fechas.Plantaremos ya los primeros tomates, pimientos, berenjenas… siempre y cuando los protejamos correctamente.

En el césped:

Evitaremos el pisarlo si se encuentra muy mojado y evitar que se creen zonas encharcadas durante mucho tiempo. También que llegue el césped a la noche mojado por culpa del riego.Los cortes de siega deben seguir siendo muy distanciados y más altos para proteger a las raíces del frío.Pasaremos el rulo y todavía podemos aportar durante este mes compost, mantillo o estiércol de caballo bien descompuesto para que la brotación primaveral sea mejor.Rastrillar las hojas de los árboles caduca, manteniendo siempre el césped limpio para evitar que se deteriore.Abonaremos con fertilizantes de lenta liberación para ir aportando nutrientes conforme comience la actividad de las plantas cespitosas.

Césped tras el invierno

En el jardín:

Limpiaremos los estanques y colocaremos aquellas plantas acuáticas que retiramos para resguardarlas de las heladas.Terminaremos con las plantaciones de los arbustos y árboles a raíz desnuda, teniendo la precaución de regar bien después de la plantación y semanas siguientes.También ultimaremos las podas de aquellos árboles y arbustos de hoja caduca, así como las plantas trepadoras que lo necesiten. Y si estos se encuentran tutorados como en el caso de las trepadoras, desataremos sus ramas, podaremos y volveremos a tutorar.De paso revisaremos los atados de todas las plantas tutoradas y desataremos y volveremos a atar aquellos que veamos que corren riesgo de estrangulamiento de sus ramas por el engrosamiento de estas durante estos meses.Aunque aun podemos disfrutar de las últimas plantas de temporada de otoño e invierno como el Bellis, los Pensamientos, Cyclamen o las Prímulas acaulis ya podemos comenzar con las plantaciones primaverales como Begonias, Impatiens, Petunias, Tagetes, Ageratum, etc.También plantaremos los últimos bulbos de otoño, distanciados cada 10 días para prolongar su período de floración. Las zonas ya plantadas y que no han salido aun, podemos remover con cuidado la tierra de la superficie para favorecer su nascencia.Podaremos la parte aérea de las vivaces. Y si se desea es un buen momento para multiplicarlas mediante el método de división de matas en algunas de ellas.Comenzaremos con los abonados a baja dosis con fertilizantes equilibrados.Podemos comenzar con los semilleros de algunas plantas de temporada para su plantación a comienzos de primavera.Desprotegeremos las palmeras más delicadas para que se desarrollen mejor.Combatir la procesionaria de los pinos. Estas orugas se encuentran en sus nidos lanosos y son fáciles de identificar en estos momentos.

En las plantas de interior:

Los días comienzan a ser más largos y aun así, debemos seguir teniendo nuestras plantas cerca de buenas fuentes de luz. Y si hay radiadores, aumentar la humedad ambiente.Regar moderadamente y evitar poner un plato o bandeja bajo la maceta ya que el exceso de agua pudrirá las raíces.Ya podemos encontrar una mayor oferta de plantas de interior en las tiendas especializadas. Si no las comprábamos por miedo al frío… ya es un buen momento para hacerlo.Comenzaremos con los abonados a baja dosis con fertilizantes equilibrados.

En la terraza:

Aunque aun podemos disfrutar de las últimas plantas de temporada de otoño e invierno como el Bellis, los Pensamientos, Cyclamen o las Prímulas acaulis ya podemos comenzar con las plantaciones primaverales como Begonias, Impatiens, Petunias, Tagetes, Ageratum, etc.Podar y limpiar de ramas las trepadoras cuando termine su floración, e ir dirigiendo su tutorado para cuando comiencen a emitir nuevas ramas.Plantar los últimos bulbos de otoño en las jardineras. Recordar la profundidad y la distancia entre bulbos recomendada para cada especie.Comenzaremos con los abonados a baja dosis con fertilizantes equilibrados.Sacar aquellas plantas que hemos protegido del frío en el interior del hogar, pero al hacerlo cuidado con los cambios bruscos de temperatura. Necesitan un período de aclimatación.Related Posts with Thumbnails

Vía: floresyplantas.net