Articulos sobre: General


El trasplante

Aprende a interpretar cuando tu planta está en shock


Probablemente la forma más fácil de explicar que tu jardín está sufriendo un shock de trasplante, es compararlo con una persona que de pronto se inserta en otra cultura, percibiendo diferentes costumbres, colores, olores y cosas.

1


Las plantas también sufren ese shock cuando son trasplantadas, mostrando signos de trauma, hojas caídas y síntomas de una planta que está a punto de morir.


Lo más probable es que una planta en shock se muera y sea alimento para una plaga. La única manera de ayudar a una planta en este estado, es darle fertilizante, y rociar su base de tierra con harina de huesos, que ayuda a minimizar el shock. Para que las plagas no la ataquen, pongan una campana sobre el jardín, y ya están protegidas.


Pasadas 48 horas, las plantas ya estarán a salvo, si han sobrevivido al shock.


Vía: gardeningtipideas


Macetas biodegradables

Conoce las alternativas al plástico biodegradable


Tal como sucede con las bolsas, las macetas de plástico han comenzado a ser un problema en nuestro jardín, porque se acumulan, y algunas con suerte llegan a un vertedero en donde se incineran.

1


Según los ecologistas, las macetas de plástico biodegradables, no ayudan en nada al medio ambiente, porque tardan mucho tiempo en descomponerse.


Entre los jardineros orgánicos, se han ido haciendo populares las macetas orgánicas, tales como las hechas con fibra de coco, virutas de madera, cáscara de arroz y algas. De este tipo de macetas, hay de dos tipos: las que se descomponen poco a poco y las más rígidas que duran hasta tres años.

2


Hay macetas de fibra de madera comprimida que llegan a durar hasta un año antes de descomponerse. Todas estas son alternativas a las macetas plásticas, y lo mejor de todo, duran lo suficiente como para hacer el cambio justo en el momento en que hay que ir variando el tono decorativo de la casa.


Vía: bbc, Fotos: (Lasombraenlapared) flickr, (Jonaycp) flickr

Cuidados de las plantas

Consejos para mantener tu jardín.


Para mantener un jardín, hay que tener algunas nociones básicas que nos permitan conservarlo sin tener que hacer demasiados esfuerzos, ni demasiados malabares.

1


Aquí van algunos consejos para que el cuidado de las plantas del jardín, sea una actividad fácil y fluida.

6


En primer lugar, hay que hacer una correcta elección del lugar donde se cultivarán las plantas. Si van a hacer una nueva cama de flores, tienen que fijarse en las condiciones que el terreno ofrecerá a las plantas, a fin de hacer una correcta elección, considerando las necesidades específicas de cada especie.


2


En segundo lugar, hay que hacer una correcta elección de las plantas, considerando el lugar donde se van a plantar, el tipo de suelo, la cantidad de sol que recibirán, y la resistencia al frío de las plantas.


3


Si desean trasplantar las plantas, desde una maceta al jardín, lo mejor es dejar remojando la planta con toda su base de tierra sacada de la maceta durante un par de horas, a fin que absorba el máximo de agua antes del trasplante. Esta sencilla medida baja el estrés de las plantas cultivadas.

4


Finalmente, nunca olviden regar sus plantas. Aunque suene increíble, regarlas bien regadas una vez por semana, con abundante agua, es mucho mejor que pulverizarlas todos los días con poco agua, ya que este ultimo método de riego, hace que las raíces se vayan hacia la superficie, mientras que un riego profundo, permite a las raíces desarrollarse en la profundidad de la tierra, que sería lo deseable para todos los que estamos interesados en cuidar de nuestro jardín.

5


La razón por la cual las raíces tienen que desarrollarse bajo tierra y no en la superficie, es porque las raíces que se desarrollan en la profundidad de la tierra, permite a las plantas ser mucho más resistentes a las inclemencias del tiempo, sobre todo en la época de frio.


Vía: flowers-garden

Fragancia todo el año

rosaUno de los aspectos favoritos de la gente a la hora de escoger su flor favorita, es el aroma que ésta desprende. Siempre se ha tenido a la primavera como la única época de floración, pero es una creencia equivocada, ya que, si escogemos bien, podemos tener flores durante todo el año.

Cada flor tiene unas características que le hacen ser especial. Sus colores brillantes, sus hojas con formas extrañas o sus propiedades culinarias o curativas son algunas de ellas. Pero sin duda, la más importante es su olor, que nos embriaga y nos hace trasladarnos a lugares remotos.

La primavera es, sin duda, la estación favorita para los amantes de las flores y el jardín en general. En esta época, las plantas despiertan del descanso que ha durado todo un invierno, y retoman su crecimiento.

La Rosa es la reina del jardín. El mejor lugar para colocar las Rosas es en los laterales de un camino. Así, podremos disfrutar de sus variados olores (dependiendo de la variedad, de la edad de la flor, de la humedad…)


Si lo que pretendes es ponerle un color diferente a tu jardín, puedes optar por la Glicina. Su aroma a vainilla aparece a finales de la primavera, gracias a grandes racimos colgantes. Aprovéchala para tapar muros o paredes de una forma natural.

Una de las flores más olorosas es el Jacinto. Son pocos los cuidados básicos que requiere el Jacinto para brillar en todo su esplendor: un poco de sol y riego moderado con buen drenaje. Si quieres disfrutar de su aroma lo máximo posible, coloca sus flores en el porche, o lo más cercano posible a la entrada de tu casa.

El verano es la temporada en la que más tiempo nos apetece pasar en nuestro jardín, bien sea trabajando, bien sea tomando el fresco por las noches.

Una de las plantas más utilizadas en las recetas de cocina es el Tomillo, gracias a su genial aroma, del que puedes disfrutar con sólo frotar sus hojas. También se utiliza como antiséptico. La mejor forma para colocarlo en tu jardín es como bordura.


Otra de las plantas especiales para el verano es la Madreselva. Es una flor muy invasiva, que va cambiando de color según van envejeciendo. Colócala en zona de sombra, y pódala justo después de la floración. Si no, acabarás con el jardín plagado de Madreselva.

Pero sin duda, la que actúa como ambientador natural es el Jazmín. Esta flor mediterránea necesita mucho sol para crecer perfecta, además de pocos riegos, aunque habituales.


En las épocas más frías del año es cuando más cuesta encontrar una flor que pueda llenar nuestro jardín, proporcionándonos un aroma especial.

Una de esas flores es la Azucena. Tiene forma de trompeta, y nos hace disfrutar de su aroma sobre todo al caer la tarde y la noche. Es fácil de cultivar, y los únicos cuidados básicos que necesita es estar colocada en un suelo rico en humus, al sol o en semisombra.


Otra flor invernal es la Esquimia. Tiene forma de espiga, y resulta muy decorativa. Además, para disfrutar de su delicado perfume, plántala a la sombra y riégala muy a menudo, ya que no aguanta la sequía.

A mediados de invierno aparece la Amarilis, siempre que sea un lugar en el que no haya heladas, ya que no las soporta. Es una bulbosa que da grandes flores sólo requiere estar en un lugar con mucha luz, y bien drenado.


Vía: facilisimo.com

¿Qué causa la pudrición de raíces?

¿Qué causa la pudrición de raíces?. A veces, si una planta padece exceso de riego, parece no poder recuperarse después. Probablemente -en épocas de inexperiencia- te ha pasado: las hojas comienzan a ponerse mustias, se vuelven amarillas y la planta entera parece estar en una pendiente resbaladiza hacia la muerte.

Cuando tratas de corregir el problema de riego, ya nada parece ayudar. Si este es el caso, lo más probable es que tu planta esté padeciendo pudrición de la raíz.
¿Qué es la pudrición de la raíz y cuáles son sus causas? ¿Es irreversible? Vamos por partes para responder algunas de estas cuestiones.

La pudrición de la raíz puede tener dos causas probables; la primera que la planta haya estado expuesta a condiciones de sobre riego y la consecuencia segura es que ciertos trozos de las raíces comienzan a morir debido a la falta de oxígeno. A medida que mueren, pueden empezar a deteriorarse o pudrirse y este proceso de putrefacción puede extenderse a las raíces sanas y matar la planta definitivamente, incluso si las condiciones del suelo no son corregidas a tiempo.

La segunda causa puede ser la presencia de un hongo en el suelo y este problema puede o no ser consecuencia de la causa anterior. Lo más frecuente es que el hongo puede permanecer latente en el suelo por tiempo indefinido y de repente puede “revivir” cuando la planta está  sobre regada. El hongo de pudrición de la raíz ataca las raíces y ser una de las principales  causas de su muerte y en consecuencia  la putrefacción de la planta entera.

Vía: jardineria.pro

Plantas de interior: Culandrillo

El Culandrillo es un planta de interior que pertenece a la familia Polipodeáceas, género Adiantum, especie cuneatum.


Plantas de interior_ Culandrillo-04


Sus principales características son:Altura: de 0,30 a 0,50 metros.Diámetro: 0,50 metros.Crecimiento: rápido.Suelo: muy bien drenados y fértiles.Temperatura: no tolera menos de 10°C.Poda: de hojas enfermas.Propagación: división de matas y esporas.Riego: por capilaridad y pulverización.Origen: Argentina.El culandrillo es una planta perenne rizomatosa que se cultiva por su atractivo follaje, con llamativos tallos de color negro brillante.Pertenece a la familia de los helechos e incluye varias especies dentro del género. Si se planta en un suelo fresco a base de turba y mulch, en un ambiente húmedo, es bastante resistente. Debe colocarse zonas con buena luz, pero sin sol directo.En condiciones adecuadas, suele resembrarse solo en los rincones húmedos, claro es que nos referimos a patios o invernáculos.Aunque es una planta sana, si sufre la falta de agua o de humedad, se le seca la punta de las hojas.Es por ello, que es aconsejable mantener la humedad en las frondas mediante la pulverización con agua. Para regarlo, es aconsejable sumergirlo en un balde palangana con agua durante unos minutos.


 Plantas de interior_ Culandrillo-02


Vía: guiadejardineria.com

Fundamentos sobre el diseño de un jardín

Jardin


El diseño del jardín de un hogar no es una tarea sencilla, sino que se requieren de ciertos conocimientos específicos. Las ideas e innovaciones pueden surgir solas si somos una mente creativa, pero sino se puede contar con esa facilidad, hay que contar con el asesoramiento de un experto y un profesional para poder tener un buen parque en nuestro recinto. Hay muchos consejos que se tienen que considerar. En este artículo pondremos algunos a su disposición.


En primer lugar, se tiene que observar con detenimiento todas las partes del jardín y se tienen que estudiar todas las posibilidades que existan. Si se hace eso, se podrá contar con una buena información. Las técnicas no salen por sí solas, sino a través del sacrificio y del esfuerzo. El entusiasmo que pongamos en el jardín de nuestra casa se verá plasmado por la estética que tendrá nuestro parque.


En segundo lugar hay que dividir el parque en diferentes zonas. Una zona de césped, una zona de estar bajo la sombra de árboles o de una pérgola que puede ser muy interesante para pasar una agradable tarde, un rincón para poder tomar sol al lado de la piscina, un espacio dedicado especialmente para la lectura de un buen libro o del periódico, un mirador, entre otros espacios que debemos tener de manera obligatoria.


Para concluir, hay que decir que una buena recomendación es hacer un boceto y dibujar todas las cuestiones importantes que se tienen que tener en cuenta. Luego de que tengamos un mapa muy claro de todo lo que se puede hacer, tendremos las opciones disponibles para elegir. Pero no sólo eso, sino que también se tiene una mejor claridad sobre cómo quedarán todas las plantas seleccionadas.



Vía: jardineros.com