Articulos sobre: Arbustos


Qué factores debemos tener en cuenta al elegir un árbol o un arbusto


Antes de elegir un árbol o un arbusto para nuestro jardín, es importante tener en cuenta una serie de consideraciones previas.


El primer factor que podemos evaluar se refiere al tipo de clima que tiene la zona en la cual vivimos. Dentro de la amplia variedad de árboles y arbustos encontramos aquellos que se adaptan mejor a las temperaturas bajas en lugar de aquellas muy elevadas, o viceversa.


El siguiente paso será evaluar el tipo de suelo con el que contamos, para lo cual podemos medir el pH y la cantidad de nutrientes que tiene. En cualquier tienda de artículos para jardinería encontraremos kit completos para medir el pH del suelo, siempre teniendo en cuenta que dependiendo de la especie de planta elegida será mejor un nivel más alto o más bajo. También es importante comprobar la textura del suelo, lo cual influirá mucho sobre el tipo de planta que allí se cultive.


Otra cuestión muy importante al momento de elegir plantas de grandes magnitudes como por ejemplo árboles frondosos o arbustos extensos, es la cantidad de espacio que tenemos en nuestro jardín para permitir un crecimiento cómodo y saludable al nuevo ejemplar. Resulta fundamental calcular si la nueva planta es grande o pequeña, en función del espacio con el que contamos.


Antes de elegir cualquier tipo de planta para un jardín es importante confeccionar un diseño teniendo en cuenta todos estos factores. También influyen otras cuestiones como por ejemplo la iluminación, la humedad, los factores de crecimiento, los cuidados que requiere cada ejemplar, entre otras.


Vía | jardinerias.org

Pasos sencillos para plantar adelfas


Las adelfas son arbustos muy coloridos, alegres y atractivos. Pueden crecer flores en tonos naranja, rojo, rosa, morado, amarillo o blanco. Para cultivar estas plantas se deben tener en cuenta algunas cuestiones básicas. En primer lugar se debe elegir un sitio del jardín donde la planta pueda gozar de un sombreado parcial. Las adelfas pueden llegar a crecer mucho, por lo que es recomendable colocarlas a seis o doce pies de distancia entre una y otra, e incluso entre una adelfa y otras especies del jardín.


Si el suelo es de baja calidad y con escasos nutrientes, puede ser necesario agregar una fina capa de compost. Se debe cavar un agujero tan profundo como la raíz y dos o tres veces más ancho que el cepellón. Se coloca la raíz dentro del agujero y luego se rellena con la mitad de la tierra que se había descartado al cavar. Se agrega suficiente agua y se deja reposar hasta que el suelo haya drenado por completo. Se coloca el resto de la tierra y nuevamente se debe realizar un riego para que el agua recorra toda la superficie y profundidad.


Para promover un crecimiento saludable en las adelfas, es importante añadir una capa delgada de abono o fertilizante alrededor de cada arbusto. También se pueden implementar ciertas técnicas de poda para mantener la forma deseada en las adelfas. Siguiendo estos sencillos pasos para plantas adelfas en el jardín y ofreciendo los cuidados que este arbusto necesita, se pueden conservar varios ejemplares durante mucho tiempo.


Vía | jardinerias.org

Aretillo

Su nombre científico es “Fuchsia” aunque en América es más popular como Aretillo y en Europa como Fucsia, Pendientes de la reina, Aljaba, Corales y Fuchsia hybrida. Su origen es Centro y Sudamérica y pertenece a la familia de las Onagráceas. Se trata de un arbusto perennifolio o caducifolio de forma arbustiva o colgante según la variedad.


Flores de Aretillo


Sus hojas son de color más o menos verdes, ovales y pecioladas con el borde dentado.


Las flores de Aretillo son colgantes y las podemos encontrar en un amplio abanico de colores. Estas flores pueden ser blancas, rosas, rojas, moradas, amarillas… incluso jaspeadas. Además estos colores pueden ser combinados entre sí ya que su cáliz y corola pueden ser de distintos colores. Otro aspecto a destacar en sus flores es que las podemos encontrar de formas simples, dobles e incluso semidobles, fruto de constantes hibridaciones.


Su reproducción es mediante esqueje y puede ser de punta o de trozo de rama, llamándose entonces apicales o interdonales respectivamente.


El Aretillo crece mejor con una exposición de semi sombra y con un clima de semi cálido a templado.


En cuanto al sustrato, prefiere los turbosos y con buen drenaje, aunque requiere de un riego abundante por ser muy sensible a la falta de agua.


Se puede abonar cada 15 días con abonados no muy ricos en nitrógeno y sí en potasa. Esto evitará que la planta crezca de forma débil y se potenciará su floración.


Con respecto a las plagas, las orugas, la araña roja, el pulgón, la mosca blanca, los caracoles y babosa son las más habituales.


Y en enfermedades en el aretillo, la botritis (Botrytis cinerea) que aparece con su típico moho gris en ambientes húmedos y fríos… y la Roya que se manifiesta como unas pústulas anaranjadas en el envés de las hojas son las más frecuentes.


Vía | floresyplantas.net

Carqueja


Ficha técnica
Con este nombre popular se conocen muchas variedades, siendo las mejores las más amargas.
Baccheris Articulata (de tallos bialados) y Baccheris Trímera (de tallos trialados)
Este arbusto llega a medir hasta 1.50m en las especies más desarrolladas y crece preferentemente en suelos pedregosos y silíceos. Se la encuentra en todo Uruguay, sur de Brasil, Bolivia y norte argentino, lugares de donde es originaria.


Propiedades compartidas
Todas las variedades comparten estas propiedades y usos:
Tiene un principio amargo, muy activo, que estimula las funciones hepáticas actuando como colagogo y digestivo. Activa la secreción de la bilis y la hace abundante. Es depurativo y desintoxicante, y tiene por lo tanto la virtud de aliviar los cólicos hepáticos.
Puede contribuir a los cálculos biliares. Tiene actividad hipoglucemiante, es decir que disminuye el azúcar en sangre. Está indicada para las inflamaciones de bazo (pajarilla como se la conoce popularmente). Ideal en dispepsias y malas digestiones.
También actúa como diurético, antidiarréico, sudorífico y antiparasitario intestinal. Tiene además fama de afrodisíaco, si se toma a diario, aumentando el deseo sexual, la libido, tanto en el hombre como en la mujer; indicado para la impotencia en el hombre y la esterilidad en la mujer. Para uso externo se prepara una infusión con 30 gramos de hierba seca para un litro de agua.
Se puede utilizar como cicatrizante de heridas úlceras y para inflamaciones de todo tipo. Ayuda a la curación de algunas enfermedades de la piel, llagas, quemaduras e inflamaciones de la boca y la garganta debido a una actividad antibiótica propia de la especie.



Vía | la-jardineria.net

El Solano

Solano Nombre Científico: Solanum capsicastrum
De la familia: Solanáceas  Pequeño arbusto de hoja perenne, ligeramente mate.

Hojas y tallos vellosos.

Pequeñas flores con forma de estrella, y de color blanco. Aparecen en verano.

Bayas de color rojo anaranjado. Duran seis meses. Son venenosas.

Puede llegar a medir 45 cm de alto, y 30 cm de ancho.

El Solano necesita mucha luz: tiene que ser intensa, y es preferible que proceda de una exposición directa al sol. Así se obtiene el color de las flores y las bayas.

Debe colocarse en un lugar fresco: el aire seco y caliente puede terminar con ella. La temperatura ideal son los 10-15ºC, aunque puede aceptar un poco más de calor si hay mucha humedad.

 El sustrato debe estar siempre húmedo: hay que regar abundantemente sin llegar a encharcarlo. De hacerlo, las hojas se ponen amarillas y terminan por caerse.

 El agua de riego debe estar tibia, y hay que regar desde arriba.

 Aplicar cada quince días un fertilizante rico en potasa para plantas con flores y frutos.

 Durante la floración se puede fomentar la polinización aumentando la humedad: coloca el Solano en una bandeja con grava húmeda.

 Para podar corta un tercio de los tallos desordenados. Así se favorece que crezcan los brotes laterales.

 Si se enroscan sus hojas, y además adquieren un tono marrón, significa que las raíces están secas. Si la planta no está demasiado dañada, quita esas hojas y sumerge la planta en un cubo lleno de agua durante diez minutos. Así se empapará el sustrato.

 Existen variedades enanas, con frutos más pequeños.

 A la hora de comprarla, elige un ejemplar cuyas hojas lleguen hasta el pie, y se vea que están sanas por su color verde. Además, procura que tenga bayas en diferentes fases de maduración: así será mucho más decorativo.

 Las bayas son venenosas, por lo que conviene dejarlas lejos del alcance de los niños.


Vía | plantas.facilisimo.com

Arbustos: el Pitosporum Maggi

El Pitosporum Maggi es un arbusto que pertenece a la familia Pitosporáceas, género Pittosporum, especie tenuifolium, variedad “Variegatum”.


Arbustos el Pitosporum Maggii


Sus principales características son:Altura: de 2 a 5 metros.Diámetro: de 1 a 3 metros.Crecimiento: mediano a rápido.Suelo: muy bien drenados y fértiles.Temperatura: tolera bien el frío.Transplante: mediana tolerancia.Propagación: esquejes semileñosos e injertos.Origen: Nueva Zelanda.Estas plantas se caracterizan por sus hojas con los bordes ondulados que le dan un aspecto muy decorativo.Tanto la forma disciplinada como la verde tienen un crecimiento compacto y columnar. Sobre todo cuando son jóvenes.Necesitan suelos fértiles y bien drenados. Resisten medianamente el frío. La forma variegada requiere una explosición a pleno sol, mientras que la verde (pitosporum nigricans) puede ubicarse en la media sombra.La multiplicación se realiza mediante semillas, injertos o gajos semimaduros tomados a fines del verano.Suelen usarse en cercos por su crecimiento compacto y follaje denso. El pitosporum maggi se combina muy bien con arbustos de follaje verde oscuro que resaltan el colorido de sus hojas.Si se pretende conservar la forma compacta de la planta, debe podarse regulamente acortando entre 30 centímetros y 40 centímetros las ramas desde el extremo para fomentar las ramificaciones laterales.


Fotos: infojardin.com

Arbustos con flor: la Abelia

La Abelia es un arbusto con flor que pertenece a la familia Caprifoliáceas, género Abelia, especie grandiflora.


Arbustos con flor la Abelia2


Sus principales características son:Altura: de 1,50 a 3,00 metros.Diámetro: de 1,50 a 3,00 metros.Crecimiento: rápido.Suelo: muy bien drenados y fértiles.Temperatura: tolera bien el frío.Transplante: muy buena tolerancia.Propagación: por división de matas y esquejes.Origen: Asia.Este género incluye arbustos de hoja semipersistente cultivados tanto por su follaje como por su abundante y larga floración.A partir de esta especie se han creado muchas variedades que se diferencian por el color de sus hojas, sus flores y su tamaño.La Abelia grandiflora es uan especie semirústica de crecimiento vigoroso. Tiene ramas arqueadas y sus hojas son pequeñas, de color verde oscuro brillante. Desde mediados del verano hasta el otoño da unos ramilletes de pequeñas flores blancas con brácteas rojizas que permanecen hasta el invierno o caso todo el año en climas cálidos.No muy exigente respecto de los suelos, aunque los prefiere fértiles. Resiste las bajas temperaturas y debe ubicarse al sol o media sombra.Hay que eliminar las ramas viejas o muy leñosas al ras en la primavera. De este modo, la planta recibirá más aire y luz y formará ramas nuevas.


Vía: guiadejardineria.com