Home » Jardín » Los setos: los protectores del jardín

Los setos: los protectores del jardín

setos-jardin Con la llegada del otoño a nuestra zona verde necesitamos especies que aguenten temperaturas más frías en nuestro jardín. Además de este detalle de gran importancia, para que haya más intimidad se suele recurrir a los famosos setos que delimitan la propiedad y crean un ambiente más placentero.

Para conseguir con éxito la plantación de un seto lo primero que hay que hacer es colocarlos en fila y no de manera aislada. También hay que tener en cuenta la distancia que dejamos entre uno y otro que suele ser como mucho un metro de separación, dependiendo de la altura de los mismos. Para conseguir buenas alineaciones conviene recurrir a una cuerda para excavar la zanja donde se colocarán las especies y rellenarlo con materia orgánica.

Ejemplares más apropiados

Las hayas son ejemplares que podemos poner a la entrada de nuestro jardín, ya que son perfectos para realizar arcos de bienvenida y grandes pantallas. Este árbol caducifolio aguanta a la perfección el largo invierno y da un toque de gran belleza a tu hogar. La leilandi es una conífera de gran resistencia y puedes crear unas tupidas pantallas de setos. El boj es otra alternativa, pero solemos verlo en macetones y parterres, más que como un seto, pero también puedes realizar setos de hasta dos metros de altura.

Camino de abetos Setos Jardín

Si quieres dar un poco de color, es muy habitual colocar cotoneáster, que contienen unas preciosas bayas rojas que destacan de entre los demás ejemplares. Una especie que es un perfecto cortavientos y que delimita a la perfección unas zonas de otras es el ciprés. Además, en la zona mediterránea los puedes combinar con preciosos limoneros y así mezclar tonalidades para utilizarlos en jardines de grandes dimensiones. La tuya vuelve a tener un sitio privilegiado en el sector de los setos, ya que la forma redondeada que se le suele dar está de moda.

Setos floridos

Para dar un poco de luz y de color a nuestro jardín podemos optar por especies que tengan una floración abundante y frutos para la formación de setos más vistosos. Además de dar otra cara a nuestro hogar, conseguirás una fragancia que endulzará tus estancias con olores diferentes y especies de gran belleza floral.

Los setos de aromáticas son una opción apropiada para jardines que necesiten un toque de color, pero si en algún momento estas especies pierden su fuerza, es recomendable efectuar una tala para que se renueve el ejemplar. Los rosales crean una fortaleza alrededor de tu hogar por las potentes espinas de sus rosas, pero en invierno pierden hojas por lo que hay que cuidarlas más en esa época. Los rosales trepadores son muy adecuados para decorar los muros, rejas y vallas que protegen y aislan al mismo tiempo.

Campo de  color morado Setos don flores

En climas atlánticos, los rododendros son la elección perfecta, porque con sus flores iluminan cualquier estancia del jardín que presente cierta oscuridad. Además, al tener una floración abundante, crean setos muy floridos y de gran belleza. Las hortensias son adecuadas también a este tipo de climatología y se caracterizan por ser unas pantallas aislantes de categoría.

Es importante cuidar bien los setos de nuestro jardín, porque si vemos especies despobladas muestra una imagen de zona verde descuidada, por lo que hay que realizar las podas necesarias, los riegos y abonados oportunos para el cuidado de los mismos. Si sigues estas pautas podrás tener un jardín de ensueño e íntimo.

Vía | plantas.facilisimo.com


Artículos relacionados:

Dejar un Comentario

Copyright © 2011 Jardinería Fácil » | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC