Home » Flores » Flores de cantero: cómo darle color a nuestro jardín

Flores de cantero: cómo darle color a nuestro jardín

flores-de-cantero Desde su jardín, Clara Billoch nos muestra cómo cultivar flores que, además de dar color a los canteros, sirven para hacer arreglos con ellas.

Si bien la primavera y el verano son estaciones en que el jardín nos reclama atención y cuidado, podemos también darnos el gusto y regalarnos algunos ramos de flores de nuestra propia cosecha, así llevaremos al interior de la casa el fruto de nuestro esfuerzo. Muchas son las plantas aptas para ramos: árboles, arbustos, herbáceas, anuales; en cada estación del año el jardín tiene algo para dar. Sabiendo que la variedad es enorme, en esta nota describiré solamente las que cultivo en mi propio jardín. El primer paso es, tal vez, sembrar o plantar algunas especies que siempre nos darán alegría y color a nuestros arreglos.

Cuándo empezar
Para tener flores en la primavera, el proceso deberá empezar en abril, con la siembra de anuales; o más bien en diciembre, con la recolección de semillas de las flores que deseamos tener (como por ejemplo espuelas, molucellas, amapolas). En jardines de amigos o en las buenas semillerías puede conseguirse la materia prima.
En el caso de las herbáceas perennes –como las achilleas– deberán plantarse o dividirse en el otoño, y en los arbustos –como rosas, viburnums, pitosporum– el momento de plantación ideal será el otoño e invierno o, si están envasados, todo el año.

Cosecha de flores y armado del florero
La mejor hora para cortar las flores es muy temprano por la mañana, cuando aún conservan la frescura de la noche, o a última hora de la tarde. Deben colocarse inmediatamente en agua fresca, a la sombra, y dejar que se hidraten por lo menos una o dos horas (en algunos casos necesitan más horas en agua).
Luego se procede al acortamiento de los tallos y a quitar todas las hojas inferiores de las partes que quedarán sumergidas en el agua. Con esto se evitará que se pudra el agua más rápido.
Algunas flores o ramas necesitan tratamientos especiales, como el martillado o raspado en la base de tallos, para lograr una mejor absorción de agua.
En el caso de usar "oasis" (esponja hidratante para pinchar las flores), debe sumergirse en un balde con agua hasta que esté totalmente empapado. Esta esponja puede cortarse con un cuchillo para adaptarse al tamaño del envase. Cuando se usa este material, debe "regarse" o colocarse agua día por medio ya que tiende a secarse rápido por la absorción de las flores y la evaporación.
También pueden usarse "pinchaflores", barro o floreros especiales con bases con agujeros.
Para los centros de mesa, lo ideal es comenzar con el verde, armando una estructura o esqueleto de base, para determinar un poco la altura y el ancho y largo que tendrá. Después van colocándose las flores más grandes, luego las medianas y finalmente las pequeñas y el "relleno". Para evitar que quede una masa muy compacta deben ponerse en distintas capas o alturas las flores de acuerdo con su tamaño o categoría, para darle movimiento y un aspecto más suelto. Si van a usarse una o más velas deben colocarse en primer lugar.

Fuente: revistajardin.com.ar


Artículos relacionados:

  • En lugar de un muro o una valla se puede recurrir a un seto de siempre verdes o de arbustos caducifolios, exceptuando los casos en que se necesit ...

  • Características: La Azucena tiene origen en Asia, puede encontrarse en América del Norte y en Europa, principalmente en la cuenca de ...

  •   Crocus, planta resistente a las heladas. Si no estamos dispuestos a resignar la belleza de las flores debido a las bajas temperaturas del ...

  •   Bonsái de Azaleas. Además de ser una de las plantas ornamentales más bellas, la azalea se presta a la elaboración de h ...

  • Consejos para tener un jardín precioso. El sueño de tener un jardín bellísimo y lleno de flores es más accesible de lo qu ...

Dejar un Comentario

Copyright © 2011 Jardinería Fácil » | Derechos Reservados. | Política de privacidad | Contacto

Un sitio de ONLIC