Connect with us

Hi, what are you looking for?

Huerta

Cuidados de la Albahaca

Para nuestra tranquilidad, los cuidados de la Albahaca son mínimos. Es más, si la tenemos plantada en el huerto urbano podemos combinarla con las hortícolas para ahuyentar insectos y mejorar el estado sanitario del mismo de forma natural.


Planta de Albahaca en el huerto urbano


Podemos afirmar que los únicos cuidados de la Albahaca residen en la elección correcta del sustrato y el control de riego.


La Albahaca (Ocimum basilicum) pertenece a la familia de las Labiaceas y es una las plantas más populares de nuestra cocina. De fácil cultivo e ideal para tenerla en maceta, tanto en la cocina como en la terraza o jardín.


Podemos partir su cultivo tanto de semilla o como planta en maceta ya brotada.


Si partimos de semilla, su siembra debe de hacerse (en el hemisferio norte y zonas de clima cálido) sobre el mes de abril, cuando pasen los riesgos de heladas.


Un aspecto importante es que no debemos enterrar las semillas ya que germinan mejor con luz directa.


A los pocos días germinarán si no les falta humedad y en cuanto tengan cada plantita entre dos y tres pares de hijas, las podremos plantar a una maceta mayor en grupitos de dos ó tres plantitas.


Si lo hacemos pariendo de una plantita en maceta, la podemos cultivar durante toda la primavera y principios de verano. La trasplantaremos a una maceta mayor procurando no apelmazar el sustrato. Un tamaño definitivo de maceta puede estar sobre los 15 ó 18 centímetros de diámetro según la variedad, ya que las hay de porte pequeño y grande.


En cuanto a los  sustratos más adecuados para su plantación son el “sustrato para plantas de exterior” o “sustrato de plantación”.


Entre los cuidados de la Albahaca también está una exposición adecuada. Independientemente si la tenemos en la cocina, balcón, terraza o huerto, su exposición debe ser a pleno sol, plantada en un sustrato que no se compacte demasiado y sobre todo, que no se encharque. Abonarla con cierta frecuencia y mantener el riego moderado dejando que el sustrato se quede algo seco entre riego y riego.


Pero a la Albahaca le gusta el sustrato fresco, por lo que recomendamos cubrir la parte superior de la maceta o jardinera, con unos centímetros de bolitas de arcilla expandida, tierra volcánica o gravilla.


Como vemos, los cuidados de la Albahaca son mínimos. En cuanto la planta arraigue bien y comience a brotar, recolectaremos sus hojas directamente de la misma planta según nuestras necesidades. Recordemos que la Albahaca es uno de los ingredientes imprescindibles del “pesto”, deliciosa salsa preparada a base de Albahaca, ajo, piñones y aceite de oliva, ideal para pizzas y platos a base de pasta.


Vía | floresyplantas.net

Te puede interesar

Consejos y Cuidados

El término suculenta se refiere a todas las plantas que tienen un tejido carnoso donde acumulan agua en sus hojas y troncos. El subgrupo...

Jardín

En ocasiones sucede que fuera de nuestra propiedad tenemos canteros o aceras a las que no prestamos demasiada atención en lo relacionado a su...

Jardín

Lejos de lo que habitualmente se cree, hay plantas que no necesitan de la luz solar para crecer; tiene hermosos colores y texturas, crecen...

Jardín

Tener  tu propio jardín puede resultar una experiencia creativa y única; no tiene por qué ser un trozo de tierra con unas cuantas flores...

Copyright © 2020 Dejardineria.com. Todos los derechos reservados.